GRADO DE DIFICULTAD

GRADO DE DIFICULTAD

Distancia:
* muy corta (de 1 a 4 km)
** corta (de 4 a 8 km)
*** mediana (de 8 a 12 km)
**** larga (de 12 a 18 km)
***** muy larga (mas de 18 km)

Recorrido:
* muy suave (llano o con pendientes poco acusadas)
** suave (pendientes con poco desnivel)
*** exigente (superacion de grandes desniveles con pendientes cortas o suaves)
**** duro (superacion de grandes desniveles entre 45º y 60º de inclinación)
***** muy duro (superación de desniveles con fuerte grado de inclinación, superior al 60º)

Trayecto:
* cómodo (caminos o senderos bien definidos y marcados)
** fácil (senderos bien marcados y de fácil orientación)
*** complicado (senderos discontinuos con marcaciones esporádicas y/o terreno sin sendas)
**** dificil (se precisan dotes de orientación e intuición para seguir la ruta, poca señalización y/o terreno abrupto)
***** muy difícil (no existe sendero, nula señalización, terreno escarpado, se precisa de buenas dotes de orientación y exploración del lugar y/o terreno muy abrupto)

Itinerario:
* muy corto (de 1 a 2 horas efectivas)
** corto (de 2 a 3 horas efectivas)
*** llevadero (de 3 a 5 horas efectivas)
**** largo (de 5 a 8 horas efectivas)
***** muy largo (superior a 8 horas efectivas)

Estos niveles son orientativos y están sujetos al grado de preparación, forma física y experiencia de cada uno.

AVISO

RESPONSABILIDAD

En este blog se recogen itinerarios por distintos lugares de la isla, en su mayoría de las sierras que componen nuestra geografía, se describen itinerarios y lugares que nos llaman la atención, merecedores de ser conocidos, pero no pretende ser una guía, tan solo darlos a conocer, pero sobre todo tener un histórico para nosotros, un grupo de amigos que nos apasiona esta afición y la vivimos con intensidad.

Quien utilice este blog como guía se hace responsable de sus actos, no es suficiente con memorizar las indicaciones que se recogen, la montaña precisa de conocimientos y experiencia, y sobre todo conocer sus propias posibilidades, tanto técnicas como físicas para realizar este deporte y/o afición.

Además exige un alto grado de respetuosidad con el medio ambiente y con las propiedades, tanto públicas como privadas, estas últimas en su gran mayoría, debiendo ser respetuoso con los propietarios, solicitarles permisos para el paso por sus fincas y atender a sus consideraciones.

Quien haga uso de este blog como guía lo hará bajo su responsabilidad, no haciéndonos responsables de los problemas que puedan surgir a quienes lo utilicen con tal fin.

lunes, 26 de abril de 2010

S´ERMITA DE ESPORLES (MARISTELA)

ERMITA DE MASRISTELLA

Fecha: 27/04/2008
Un paseo por los alrededores de Esporles, el “bosc de son Tries”, los encinares de “sa Fita del Ram” y la ermita de Maristella.
Lugar de inicio: Esporles
Itinerario: desde Esporles, “bosc de son Tries”, “el cor de Jesús”, Ermita de Maristella, “mola de son Poquet” y regreso a Esporles por el mismo camino.
Finalización: Esporles
Altitud inicio: 200m snm
Altitud finalización: 200m snm
Altitud máxima: 650m snm “mola de son Poquet”
Altitud mínima: 200m snm Espolrles
Tiempo real de ruta: 2h 45´
Componentes: Arnau en solitario.
Dificultades en el trayecto: ninguna.
Distancia: **
Recorrido: **
Trayecto: ***
Itinerario: **

DESCRIPCION
A las 8h 30´ de la mañana deje aparcado el coche en el pueblo de Espoles y me encamine a la parroquia. En la calle que está justo detrás de la iglesia, se inicia “el cami des correu”, que va de Esporles a Banyalbufar, por aquí también se inicia la excursión de hoy. Se comienza subiendo la cuesta hasta el “bosc de son Tries”. Cuando hemos finalizado la subida y después de un tramo por sendero llano, al comenzar la bajada, justo pasadas unas barreras, hay un desvío a mano izquierda con un “portell” sin barrera, este es el acceso al bosque de “son Tries”.
Pasada la pared, encontramos dos caminos, uno de frente y otro a la derecha, este último es el que asciende y va directamente a la ermita, el otro, sin ascender atraviesa un pinar y en ligera bajada se sitúa sobre unos bancales cubiertos de maleza y pinos que se dirige al huerto de “son Tries”. Elegiremos este ultimo dando un pequeño rodeo para acabar en el primer camino un poco mas arriba.
A los diez minutos, de haber entrado en este camino llegamos a las inmediaciones de “son Tries”. Delante vemos el huerto, protegido por una rejilla, al fondo del huerto las casas, hoy convertidas en hotel rural. Justo cuando topamos con la rejilla, a la derecha vemos un sendero que asciende y se introduce en el bosque, seguimos el camino hasta dar con una pared seca que divide el bosque de pinos y matas, de un frondoso encinar.
El camino ahora sigue pegado a la pared durante unos metros, hasta encontrar un derrumbe que nos facilita el paso; atravesamos la pared y nos situamos en el interior del encinar, justo en una curva del camino de “sitges” que lleva hasta “sa Granja de Esporles”.
Vamos subiendo en zigzag por una pendiente acusada sin poder ver las vistas debido a la espesura del bosque.
Llegamos a una curva donde penetra la luz en un hueco de la espesura, desde allí se divisa la carretera de Banyalbufar y “es Moletó de son Cabaspre”, también nos damos cuenta de la altura que hemos ganado, estamos situados sobre los 400 metros, sobre unos peñascos que dan al vacío.
Seguimos subiendo y delante de nosotros en medio del camino vemos unas columnas de piedra y un agujero picado en la roca, antaño debía haber unas barreras, los agujeros escavados debían sostener las bisagras, pasado este sitio y después de dos curvas más, llegamos a una zona llana donde hay indicios de antiguas barracas de “carboners”, delante de estas, dos “rotllos de sitges” juntos, en frente se ven dos “colls de tords”, al fondo se intuye un balcón sobre un acantilado, si nos acercamos tendremos una buena vista sobre Esporles y la “Mola de son Pacs”.
En este llano del bosque, hay un cruce de caminos, a la derecha sigue con la misma anchura y se dirige a la granja de Esporles, situado en el valle de “Superna” en la carretera a Puigpunyent.
A la izquierda sale otro menos definido y en ligera subida, este es el que finaliza en la estatua del “Cor de Jesús”. Tomaremos este último y después de varias curvas llegamos a una pared seca, con una apertura.
Unos metros antes de llegar a la pared, a la derecha sale un estrecho sendero que penetra en un joven encinar, situado en una vaguada, entre dos pequeños acantilados, el camino va de “sitja” en “sitja” entre la hojarasca. Se nota que es un camino poco transitado, porque en algún momento se pierde de vista. La mayoría de gente atraviesa la pared para llegar hasta la estatua del “Cor de Jesús”, para enlazar luego con la pista que conduce a la Ermita.
Se acaba la empinada cuesta para entrar en un bosque mas despejado, junto al último “rotllo de sitja”, en frente vemos la apertura de lo que parece un “avenc” de los muchos que hay por la zona, es una pena que se utilizara como vertedero, el interior está lleno de botellas, latas y dios sabe que.
Si giramos la vista a la izquierda, vemos la pista que va desde “Son Ferrá” a la ermita, única pista por la que se puede acceder a ella con un pequeño todoterreno. Tan solo nos queda llegar hasta la misma y en cinco minutos nos situaremos en la explanada de Maristella.
Entramos en el recinto, pegados a la pared del patio de la ermita, a la izquierda varias encinas de gran tamaño nos dan la bienvenida. Hay unas escaleras junto al aljibe que acceden a las dependencias y la capilla; éstas, están situadas en un lugar privilegiado, dominando una gran vista sobre Palma y el municipio de Esporles, con las “molas de son Pacs y son Cabaspre” y la falda de “sa fita del Ram” a la espalda.
Esta ermita no fue la primera que se construyo en esta zona, las originarías, hoy en ruinas, se construyeron un poco mas arriba en el interior del encinar y son mucho mas reducidas.
La capilla mira al sur, es de base rectangular, y está unida a las demás dependencias que constan de una gran sala que es utilizada como comedor, la cocina conservando la cocina económica de leña y una gran despensa, esta comunica con el horno de leña en una habitación contigua que también da al exterior. Arriba están los dormitorios y los baños.
La ermita pertenece a la parroquia de Esporles, pero quien realmente se encarga de su mantenimiento, es un grupo de amigos, vecinos del pueblo, que forman una peña y que con sus aportaciones mantienen las instalaciones en perfecto estado.
Ahora iremos a la “mola de son Poquet”, para ello tomamos un camino situado justo en frente de la ermita, al que se accede por un “portell” en la pared que se ve al fondo de la llanura que rodea las casas.
Cruzamos la pared y volvemos a entrar en el gran encinar que rodea “sa Fita del Ram”, el camino va directo a las ruinas de la antigua ermita, diez metros antes de llegar a las mismas, torcemos a la derecha y nos dirigimos por un estrecho sendero marcado con alguna “fita” al acantilado de la cara norte de la montaña,
“es Penyal Gran”, un mirador sobre el valle de “Superna”, abajo se ven con claridad las fincas de “son Vic de Superna” y “sa Granja”, delante la gran mole de “Planisia”. Caminamos durante un rato sobre la cornisa del acantilado en dirección oeste, hasta encontrar un camino que a la derecha baja hasta el valle de “Superna” por el interior del “Bosc de son Vic” y a la izquierda se dirige al camino que anteriormente habíamos dejado a la altura de la antigua ermita, saliendo cerca del tramo final de subida a la cumbre de “sa Fita del Ram”, junto a un aljibe con abrevadero para el ganado.
En lugar de coger el camino de regreso a la ermita, seguimos en dirección a la cumbre, andados unos 200 metros hay un camino que desciende y que es el que vamos a seguir, este camino nos conduce a la “mola de son Poquet” y a “son Ferrà”. Antes de tomar el descenso hacía “son Ferrà” nos desviamos a la izquierda para llegar al borde del acantilado con vistas sobre el valle de “son Malferit”. Hace tan solo 15 minutos podíamos contemplar la estampa que nos ofrecía la cara norte de la montaña, ahora disfrutamos de la vista que nos ofrece el acantilado de la cara sur. Al fondo del abismo divisamos las fincas de “son Ferra”, “son Poquet”, que le da nombre a la “mola” donde estamos situados, “son Malferit” y “es Verge”. Seguiremos caminando en dirección este bordeando el acantilado en busca de un mirador, protegido con una pared, desde donde sale un camino que nos conducirá de nuevo a la ermita.
En el mirador tenemos la misma perspectiva que desde el anterior lugar, pero antes de llegar encontramos una curiosidad. Se trata de un “rotllo de Sitja”; hasta ahora todos los “rotllos” que había visto estaban cubiertos de tierra y en la mayoría de los casos, por un manto verde. Este nos enseña la construcción del mismo a base de piedras colocadas en círculo, como si se tratase de un mosaico, sin nada de tierra ni hierba que cubra las piedras, como si no se hubiese llegado a utilizar nunca.
Desde aquí sale un sendero bien marcado que nos lleva sin desvío alguno a la ermita.
Descendemos de la ermita realizando el mismo trayecto que en la subida, con la única diferencia que no tomamos el desvío hacía las casas de “son Tries”, sino que seguimos la pista hasta dar con el camino “des Correu”, desde la Ermita se han tardado en descender hasta Esporles cuarenta y cinco minutos.

ruta trazada en color amarillo


por la calle de Sant Bartomeu, detrás de la iglesia, iremos en busca del camì des Correu

inicio des camì des Correu



debemos salir del camì des Correu por este portell de la izquierda




casas de Son Tries

en este lugar salimos del bosc de Son Tries y nos adentramos en el encinar donde existe un ancho camino de carboners



camino de carboners


Mola de Son Pacs



Esporles

coll de tords


al llegar hasta estas dos sitges, abandonamos el camino por la izquierda para tomar un estrecho sendero




salimos del bosque y conectamos con la pista que desde Son Ferra Conduce a la Ermita

entrada al recinto de la ermita de Maristella



bosque y cumbre de sa Fita del Ram desde la Ermita

entrada al oratorio de la Ermita


Mola de Planisia

es Penyal Gran

Vall de Superna

sa Fita del Ram vista desde es Penyal Gran







es Penyal Vermell



Son Poquet

jueves, 22 de abril de 2010

ES PUIG DE SA FONT

ES PUIG DE SA FONT
Fecha: 12/04/2008
En el termino municipal de Bunyola, limitando con el de Valldemosa, se eleva sobre el nivel del mar a 966 metros de altura esta montaña, a los pies del macizo “d´es Teix” por su cara sur, dominando la bahía de Palma y alrededores.
Lugar de inicio: coll de Soller (can Topa)
Itinerario: desde can Topa, pista forestal font d´es Teix; casas del Rey Sancho, “coll de Pastoritx”, regresando por el mismo itinerario.
Finalización: coll de Soller (can Topa)
Altitud inicio: 497m snm
Altitud finalización: 497m snm
Altitud máxima: 966m snm puig de sa Font
Altitud mínima: 497m snm coll de Soller
Tiempo real de ruta: 4h 10´
Componentes: Arnau en solitario
Dificultades en el trayecto: desde el “coll de Pastoritx” a la cumbre de “es puig de Sa Font”, existe un tramo muy escarpado e inclinado con un paso aéreo.
Distancia: ***
Recorrido: ***
Trayecto: ***
Itinerario: ***

DESCRIPCION
Dejamos aparcado el coche en la explanada del restaurante de “can Topa”, situado en el “coll de Soller”, justo detrás del restaurante, sale un antiguo camino de “carboners”, que se encarama monte arriba por un denso bosque de encinas y madroños. A medida que recorremos el lugar nos damos cuenta del porque de este camino, encontramos infinidad de “rotllos de sitja” a cada lado del camino y varios hornos de cal, lo que denota la actividad industrial de aquellos tiempos, por este lugar.
A medio kilómetro aproximadamente del inicio por la pista que se transita, encontramos a mano derecha un desvío que con un giro de 180º sube y se adentra en la espesura, este el camino que se debe seguir, pero la curiosidad me lleva a seguir recto durante un tiempo y descubrir el final del “cami de carboners”, en muchas ocasiones estos caminos tienen un final, pues estaban construidos únicamente para su fin, el transporte del carbón que fabricaban, por lo que finalizaban en un punto o tenían forma circular.
Se llega a un punto donde el camino serpentea para superar una zona rocosa e inclinada y acabar pasando entre dos grandes peñas. Este lugar ha sufrido varios desprendimientos que han cubierto el camino con grandes rocas dificultando el paso.
La senda se abre camino por un desfiladero formado por una gran roca a nuestra izquierda y el acantilado a la derecha, algo mas adelante encontramos una barraca de “carboner” con un “rotllo de sitja” y un abrevadero pequeño tallado en la roca. Justo en frente, el camino da fin a su trayecto, rodeado de acantilados y un salto del torrente de “Biniforani”. Regresamos sobre nuestros pasos hasta encontrar el desvío que ahora nos cae a nuestra izquierda.
El camino cubierto de hojarasca, coge pendiente entre el encinar cerca de un pequeño reguero de torrente, rodeado de “rotllos de sitja”. Pronto alcanzamos los seiscientos metros de altitud y de vez en cuando tenemos algún claro que nos deja contemplar la vista. Al comienzo divisábamos Bunyola y la carretera, en subida al Coll de Soller, ahora se comienza a vislumbrar la otra cara del collado y el valle de Soller.
Llegamos a una pared, y da la impresión que el camino acaba aquí, no se sabe muy bien si se debe saltar la pared o no, asomándose al otro lado de la pared no se ve ningún sendero y en los laterales tampoco.
Detrás de donde estamos situados, espalda a la pared vemos un abrevadero picado en la roca, si nos acercamos a el y agachados miramos a nuestra derecha, entre los madroños que abundan en este lugar, vemos lo que parece un camino encaramado sobre una pared de piedra, este es el camino que hay que seguir, repleto de maleza y encinas que hay que sortear agachando la cabeza; pasados unos cien metros, el camino se ve con toda claridad.
El camino da unos cuantos giros en subida, para seguir por terreno llano hasta situarnos en un pequeño collado cubierto por grandes encinas. Aquí el camino sigue por la izquierda bordeando la pendiente del collado, pero cuando estamos situados justo en el centro, si miramos a nuestra derecha vemos una “fita” y lo que parece ser un estrecho sendero que desciende entre la vegetación, esta es la nueva dirección que debemos tomar.
A medida que se desciende, el camino se ve con más claridad, hasta topar con una pared que se debe superar; al otro lado vemos un gran “rotllo de sitja” y una pista que desciende por el bosque. Situado en la pista a nuestra izquierda vemos una marca de pintura de color verde y se puede intuir un pequeño camino en subida. Se coge este camino y al poco rato vemos varios “colls de tords” de los cazadores de la zona, después de varias curvas, topamos de nuevo con una pared con rejilla y un “botador” de madera, se debe saltar por aquí. Hemos salido de la finca de “Biniforani Nou” y se ha entrado en la de “es Teix”.
En tan solo cincuenta metros el camino desemboca en la pista forestal que va desde la embotelladora de “sa font d´es Teix” a las casas del Rey Sancho.
La pista que nos queda por delante se encarama hasta los 775 metros de altura donde se encuentran las viejas casas, estando situados ahora a 590 m, en un kilómetro de pista superamos 180m de desnivel, lo que indica que la inclinación del tramo que nos queda hasta las casas, es duro.
Antes de la última curva llegando a las casas, a mano izquierda sale un camino de piedras en bastante mal estado, se trata del antiguo camino de acceso, si lo cogemos nos lleva a unas puertas de metal situadas en la parte trasera del recinto de las casas, estas barreras no tienen candado a diferencia de las que hay delante y por aquí podemos acceder al interior del patio. En el interior del recinto existen varias edificaciones separadas entre si, las mas antiguas de estilo gótico rural están situadas a la derecha, con pórticos y arcos de media punta y ventanales de defensa, a la izquierda existen las casas que eran las dependencias, hoy casitas de cazadores, y en frente de estas una de nueva construcción pero bien integrada en el entorno. Todas ellas están restauradas.
Se sale por el mismo sitio y bordeando la pared buscamos la pista, donde esta situada la puerta de acceso principal al patio de las casas.
A la derecha, frente a las casas la pista sube en dirección al “Pla de se Serp” a los pies del “puig d´es Teix”, en frente sale otra pista, que es la que se debe tomar.
El nuevo camino ahora desciende en dirección a un pequeño valle situado a los pies del “Puig de sant Pere”, que es donde comienza la subida al “coll de Pastoritx”, en el trayecto de bajada encontraremos varios desvíos, no se debe tomar ninguno de ellos hasta estar situados en el fondo del valle, una vez allí, en una ancha curva a la izquierda, vemos un claro entre las encinas, se deben andar unos pasos por el claro, hasta dar con otro viejo camino de “carboners” que en una rabiosa subida nos situara en diez minutos en el centro del “Coll de Pastoritx.
Desde el lugar se divisan las dos vaguadas, la del término de Valldemossa denominada “sa Coma de ses Sitges” y la del término de Buñola, que es por donde hemos ascendido. A la derecha, el “puig des Teix”, si bien todavía no se ve la cima, se intuye claramente. Desde aquí estamos cerca de la subida a la cima, por lugar denominado “es Caragol”, que sale del refugio de “es Cairats”.
A partir de aquí no existe camino de acceso al “Puig de sa Font”, únicamente alguna “fita” nos indica el trayecto a seguir, pero la mejor seña es la pared de separación de fincas que recorre todo el collado hasta la zona mas elevada del mismo. Por consiguiente, mirando hacía el termino de Valldemossa, tomamos a la izquierda, caminamos pegados a la pared, cada vez con mas inclinación, hasta el punto que en ocasiones debes ayudarte agarrándote a las encinas y buscando unos buenos apoyos, el suelo es resbaladizo por la cantidad de hojarasca y suelo húmedo, al final de la pared debemos sortear una gran roca en dos pasos con buenas presas de mano. Superado este paso saltamos la pared y buscamos el mejor acceso para llegar a la primera de las dos cúspides que tiene la montaña.
Sin mas dificultad que la de ir por campo abierto sin camino llegamos a la primera cúspide señalizada por un gran hito. 958m snm, las vistas desde aquí son esplendidas, “es Teix” divisando la cruz que hay en su cúspide, el valle de Soller y sus montañas, “Alfabia”, Bunyola, Palma y su Bahía, las casas de la finca de “Pastoritx” y la sierra de "son Moragues“ en las inmediaciones de Valldemossa.
En frente de donde estoy situado ahora, a unos trescientos metros, está situada la otra cumbre, para llegar a ella debemos caminar sobre un manto de carrizo, con algunas encinas sueltas, acompañados por gran cantidad de cabras asilvestradas, se ve algún cimarrón mallorquín.
En diez minutos nos situamos sobre la otra cumbre, esta a 966m de altura y con vistas mas definidas sobre la población de Bunyola, que da la impresión que está a tiro de piedra.
Pasados quince minutos regresamos, haciendo el camino a la inversa, donde la bajada por el encinar pegado a la pared se hace más difícil al estar el suelo resbaladizo, pero en veinte minutos te sitúas de nuevo en “es coll de Pastoritx”.
En otros veinte minutos nos situamos de nuevo en las casas del Rey Sancho, ahora nos queda la pista forestal hasta la curva señalizada con un hito, donde sale el camino que nos llevara a “can Topa”.
Hacemos el camino a la inversa hasta llegar al lugar donde la roca tiene una marca de pintura verde. En lugar de saltar la otra pared que nos llevaría inevitablemente por el mismo camino de subida, vamos a bajar por la pista que sale a nuestra izquierda.
Mas que una pista es un antiguo camino de “sitges”, con bastante inclinación y muchas curvas, que desemboca en unos campos de labranza, hoy abandonados.
Desde aquí se ve donde finaliza el camino, en las casas de “can Topa” y no en el restaurante, luego por carretera tan solo hay que andar trescientos metros. Pero en esta explanada vemos un camino que se desvía a la derecha, y que va por bancales de olivos, si se sigue este sendero se llega al aparcamiento del restaurante, evitando tener que pisar el asfalto y pasar por delante de las casas..


al iniciar el camino ya encontramos los primeros vestigios de las actividades de explotación de la montaña y que se iran sucediendo a medida que avancemos.



serra d´Alfabia




carretera de acceso al coll de Solleer


en esta sitge situada junto al salto del torrente, finaliza el cami de carboners, regesamoremos por el mismo itinerario hasta dar con el camino que nos saldrá a la izquierda

debemos tomar el camino que se ve a la izquierda


a la derecha de esta vieja pica sale es camino que se debe seguri


para proseguri debemos saltar esta pared
saltada la pared recorremos este corto camino desmbocando en la pista forestal que se divisa al fondo.





vestigios del antiguo camino








es coll de Pastoritx, inmediato objetivo


en el centro del collado estan situadas las casas del Rey Sancho


es Coll de Pastoritx esta franqueado por esta pared lindera

al llegar al Coll de Pastoritx hay que seguir esta pared dejandola a nuestra derecha



desde el Coll de Patoritx seguimos esta pared que nos situa en el Pas des Puig

cima de es Teix

se serra de Son Moragues

vista retrospectiva de la canal junto a la pared que nos da acceso al paso

esta cornisa es el tramo final del paso

tramo del Pas des Puig

la cima del Teix

salimos del paso saltanto la pared que se ve, el último tramo es una cornisa sobre el acantilado




la primera cima

Sa Gubía

Bunyola desde la cima

las dos cimas estan cubiertas de abundante carrizo


el hito que corona la cima des Puig de sa Font

Valldemossa desde la cima des Puig de sa Font




casa del Rey Sanho y el espolón de la cima de la montaña del mismo nombre

en esta curva veremos un hito a la derecha justo en lacurva que nos indica que debemos abandonarla y seguir por el camino que se ve en la imagen.

para seuir nuestra ruta debemos saltar la pared, este es un buen lugar donde existe un "botdor"



tramo final, la pista finaliza en C´an Topa