GRADO DE DIFICULTAD

GRADO DE DIFICULTAD

Distancia:
* muy corta (de 1 a 4 km)
** corta (de 4 a 8 km)
*** mediana (de 8 a 12 km)
**** larga (de 12 a 18 km)
***** muy larga (mas de 18 km)

Recorrido:
* muy suave (llano o con pendientes poco acusadas)
** suave (pendientes con poco desnivel)
*** exigente (superacion de grandes desniveles con pendientes cortas o suaves)
**** duro (superacion de grandes desniveles entre 45º y 60º de inclinación)
***** muy duro (superación de desniveles con fuerte grado de inclinación, superior al 60º)

Trayecto:
* cómodo (caminos o senderos bien definidos y marcados)
** fácil (senderos bien marcados y de fácil orientación)
*** complicado (senderos discontinuos con marcaciones esporádicas y/o terreno sin sendas)
**** dificil (se precisan dotes de orientación e intuición para seguir la ruta, poca señalización y/o terreno abrupto)
***** muy difícil (no existe sendero, nula señalización, terreno escarpado, se precisa de buenas dotes de orientación y exploración del lugar y/o terreno muy abrupto)

Itinerario:
* muy corto (de 1 a 2 horas efectivas)
** corto (de 2 a 3 horas efectivas)
*** llevadero (de 3 a 5 horas efectivas)
**** largo (de 5 a 8 horas efectivas)
***** muy largo (superior a 8 horas efectivas)

Estos niveles son orientativos y están sujetos al grado de preparación, forma física y experiencia de cada uno.

AVISO

RESPONSABILIDAD

En este blog se recogen itinerarios por distintos lugares de la isla, en su mayoría de las sierras que componen nuestra geografía, se describen itinerarios y lugares que nos llaman la atención, merecedores de ser conocidos, pero no pretende ser una guía, tan solo darlos a conocer, pero sobre todo tener un histórico para nosotros, un grupo de amigos que nos apasiona esta afición y la vivimos con intensidad.

Quien utilice este blog como guía se hace responsable de sus actos, no es suficiente con memorizar las indicaciones que se recogen, la montaña precisa de conocimientos y experiencia, y sobre todo conocer sus propias posibilidades, tanto técnicas como físicas para realizar este deporte y/o afición.

Además exige un alto grado de respetuosidad con el medio ambiente y con las propiedades, tanto públicas como privadas, estas últimas en su gran mayoría, debiendo ser respetuoso con los propietarios, solicitarles permisos para el paso por sus fincas y atender a sus consideraciones.

Quien haga uso de este blog como guía lo hará bajo su responsabilidad, no haciéndonos responsables de los problemas que puedan surgir a quienes lo utilicen con tal fin.

viernes, 27 de abril de 2012

PUNTA DE LA SALADA


DATOS DE LA EXCURSION

Fecha: 14/04/2012
Lugar de inicio: Puerto de Pollensa
Altitud inicio: 10m s.n.m.
Itinerario: Puerto de Pollensa, Cala Bóquer, Serra des Cavall Bernat punta norte, Punta de la Salada, Cala Bóquer, Puerto de Pollensa.
Km aproximados: 5 km
Lugar de finalización: Puerto de Pollensa
Altitud finalización: 10m s.n.m.
Altitud máxima: 250m s.n.m. Serra des Cavall Bernat
Altitud mínima: 0m s.n.m. Cala Bóquer
Tiempo real de ruta: 7h
Componentes: Eusebio, Carlos y Arnau
Dificultades del trayecto: hasta la cala ninguna, el ascenso al extremo norte de la Serra des Cavall Bernat por terreno muy empinado y terreno muy descompuesto, el acceso a la Punta de la Salada, expuesto, aéreo y técnico, se debe ir asegurado lo que evita cierto riesgo.
 Distancia: **
 Recorrido: *****
 Trayecto: *****
 Itinerario: ****


DESCRIPCION
El sábado día 14 y a mala hora, tarde muy tarde, salimos del Puerto de Pollensa en dirección a “Bóquer” para iniciar un recorrido por su hermoso valle en dirección a la cala del mismo nombre y emprender desde allí la ruta para ir a “sa Cova de l´Aragonès” y “sa Punta de la Salada”.
Una mañana espléndida, después de las lluvias del viernes, el cielo está radiante, un poco de viento del oeste, pero “sa Serra des Cavall Bernat” nos resguarda. Confiados en el corto trayecto, antes de ir al extremo de la sierra, decidimos seguir unos hitos en ascenso hacia el último diente de sierra de “sa Serra des Cavall Bernat”.
Desde el Puerto de Pollensa nos dirigiremos a “Cala Bóquer”, bordeamos a nivel del mar la cala por la izquierda hasta llegar a unos viejos “escars”, remontamos desde aquí hasta llegar a la última punta de la dentada sierra, situada justo encima de “s´Cova de l´Aragonès”, desde donde se divisa perfectamente doscientos treinta metros por debajo la “Punta de la Salada”; descendimos luego hasta media altura para tomar por la izquierda hasta el extremo de la cala, donde está situada “la Punta de la Salada” y “sa Cova de l´Aragonès”.
Se trata de una excursión que podemos clasificar de difícil, como mínimo exige  prudencia, y a la vez de maravillosa. Al inicio se trata de recorrer el valle de “Bóquer” por un bonito camino, pero una vez situados en la cala, tanto el ascenso a lo alto del último espolón de la sierra, como la travesía hasta la “Punta de la Salada”, se realiza por un terreno muy descompuesto a veces y escarpado y volado en otras.
Iniciamos el recorrido dejando el coche estacionado junto a la rotonda donde se inicia el “camí de Cala Bóquer”, situado a la salida del Puerto de Pollensa en dirección a Formentor. Comenzamos a caminar por el camino que lleva a las casas del predio, llegamos a las barreras que dan acceso a las casas, pasando frente a estas llegamos a otras barreras, una vez pasadas giramos a la derecha para iniciar el recorrido por un sendero entre grandes rocas a los pies de “es Penyal Roig”, un lugar que parece sacado de un cuento de fantasía; seguiremos paseando por la ladera este del valle pasando frente a la fuente de “es Sementer”, pasamos luego por un gran “portell”; desde esta posición puede observase la zona talayótica situada en la otra ladera del valle. Después se inicia el descenso hasta la cala, por un entramado de sendero que acaban todos en el mismo lugar, en una estrecha playa de guijarros.
Nos dirigiremos a la izquierda encarando el mar, para ir bordeando el agua en dirección a unos pilares de troncos a modo de cobertizo, donde antiguamente existían unos “escars” de los que todavía quedan vestigios.
Hasta aquí el trayecto ha sido un paseo; cruzando el embarcadero, comenzamos a subir por la escarpada ladera de “sa Serra des Cavall Bernat”, por un terreno muy irregular y resbaladizo vamos ganando altura siguiendo unos hitos, hasta llegar a unas matas muy inclinadas castigadas por la tramontana; aquí veremos unos hitos en la parte superior de una canal, un poco más a la derecha, situado más cerca de la costa, veremos otro; este último es el que tomaremos más tarde como referencia para ir hasta “sa Punta de la Salada”, ahora tomamos los primeros para encaramarnos en el extremo nordeste de la sierra.
La inclinación de este tramo es muy pronunciada y el terreno a tramos por buenas placas de roca y otros por un terreno de conglomerado de tierra y piedra del que no debemos fiarnos; la recompensa, las inmejorables vistas que se alcanzan en toda la subida, observamos toda la cala, gran parte del valle recorrido, la “serra d´Albercutx” y todo el litoral desde el mirador de “se Creueta” hasta es “Colomer”, centinela de “el Pal”.
Llegando al filo del acantilado vemos 230 metros por debajo el próximo objetivo “sa Punta de la Salada”; estamos ahora situados sobre “sa Cova de l´Aragonès”.
Después de contemplar las vistas iniciamos el descenso por el mismo lugar hasta llegar a la canal, donde veíamos hitos que indicaban dos itinerarios distintos, sin descender la canal derivamos hacia la izquierda para situarnos junto al hito que anteriormente habíamos discriminado. Vemos otros en la lejanía que marcan un trayecto por encima de una ancha balconada sobre las aguas de la cala, a mitad de trayecto pasamos por debajo de una gran oquedad “balma” con las paredes muy pulidas por el agua y el viento, continuamos siguiendo los hitos mientras la ancha cornisa se va estrechando hasta convertirse en una estrecha reprisa de nos más de dos palmos de ancho y en descenso pronunciado que nos sitúa en la base de “sa Trona” o “se Tronera”, así nombrado en algunos mapas del lugar.
Desde aquí ya se divisa el final de la punta rocosa penetrante en el mar azul, y todo el recorrido hasta dicho extremo con una serie de varillas de hierro incrustadas en la roca y con un ollado en su parte superior, sin duda los barrotes de un pasamanos, un cabo al que sujetarse en el ascenso por el inclinado roquedal.
Cincuenta metros por debajo la blanca espuma y las puntas de roca salientes del intenso azul, le dan al lugar un bucólico encanto no exento de riesgo.
Ahora se trata de equiparse con el arnés y comenzar el destrepe, el primero lleva a cuestas una cuerda que va pasando mediante un giro por la base de las varillas, y otra cuerda que le asegura. El resto va bajando asegurado con cintas y mosquetones a la cuerda anudada a las varillas. De esta manera se va descendiendo hasta llegar a la punta con la seguridad que exige el lugar; en realidad se puede superar sin necesidad de ir cordado o asegurado, pero un tropiezo, una distracción, un vahído inoportuno, haría que nos precipitásemos al vacío, con suerte en el mar, y en esta época el agua todavía esta muy fría, es coña.
Insito, no es imprescindible asegurarse a la cuerda, hay buenas presas, pero la confianza mata; un resbalón, un descuido, sería fatal.
Desde la punta se puede observar la entrada a la cueva, y la punta saliente a más de 200 metros de altura, donde estábamos hace un instante. Pero entre que salimos tarde y que nos dio por ascender a la sierra, se nos ha echado la tarde encima y sin probar bocado;  dejamos para otra ocasión el descenso a “sa Cova de l´Aragonès”; además, tal y como predijo el hombre del tiempo, el cielo amenaza lluvia, de hecho al llegar al coche cayeron unas gotas.
Este tramo de no más de 100 metros se hace lento, sobre todo por el arduo trabajo de pasar la cuerda; lo mismo ocurre en el ascenso, donde deberá retirarse la misma.
Situados de nuevo en el inicio del descenso y una vez recogido el material, regresamos a la cala, para iniciar luego el recorrido del valle y llegar al vehículo dando por finalizado este interesante recorrido.




 casas de Bóquer




retrospectiva del camino andado


los dos caminos llevan a la cala, pero el de la derecha se sitúa sobre unos bancales a cierta altura, el de la izquierda nos dejará en la orilla del mar


Cala Bòquer, al fondo el Pal



los antiguos escars

después de los escar iniciamos una trepada por un sitio muy descompuesto hacia un garballo (palmito)

el garballó al que se hace referencia en una imagen anterior, situado el parte de arriba de s´escar

duras pendientes por terreno muy descompuesto





estas matas tumbadas por la tramontana marcan el desvío, en ascenso por la izquierda al extremo de la última cima de la sierra, por la derecha a la Punta de la Salada







algún tramo es de dura trepada





llegando a la cima del extremo nordeste de la sierra

esta roca a forma de hito marca la cima de la última punta de la Serra des Cavall Bernat

descenso

ancha balconada hasta la cercanía de sa Tronera

la roca sobresaliente de la ladera es sa Tronera, al fondo, el Pal y es Colomer
la ancha balconada se trasforma en una estrecha e inclinada cornisa hasta sa Tronera

sa Tronera


Punta de la Salada e inicio del tramo final













cova de l´Aragonès





llegando al extremo de la punta


cova de l´Aragonès
Carlos ha llegado al final

ahora toca el ascenso







iniciando el retorno a la cala








font des Sementer
llegando a las casas de Bòquer

4 comentarios:

  1. Hola Arnau:
    Espléndido reportaje.
    Y bonita ruta de la que he oído hablar mucho, pero que nunca he hecho, seguramente por la dificultad del último tramo, el de las varillas de hierro.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio:
      tanto la peninsula de formentor como sus proximidades nos ofrecen unos lugares de una belleza extraordinaria.
      no es tan dificil como parece, cierto que es aérea y muy expuesta, pero con muy buenas presas y un buen agarre en las suelas de los zapatos debido al tipo de roca, y si tines la precaución de pasar una cuerda, te sientes más seguro. Otra cosa diferenten es el vértigo, pero me consta que este no es tu problema, por ejemplo el patio de es Pas vell de Son Ripoll impresiona mucho más.
      un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Arnau:
    Gracias por las explicaciones adicionales. Pero sí que padezco de vértigo, y bastante. Pero cuando hay que vencerlo, pues bueno, se vence. Pero no creas, en el Pas Vell de Son Ripoll, en todo su recorrido, me sudan las manos que no veas.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Este Emilio nos lo va a hacer creer!!! jejeje. Arnau enhorabuena por el fantástico reportaje, pongo esta ruta en los deberes por cumplir.

    ResponderEliminar