GRADO DE DIFICULTAD

GRADO DE DIFICULTAD

Distancia:
* muy corta (de 1 a 4 km)
** corta (de 4 a 8 km)
*** mediana (de 8 a 12 km)
**** larga (de 12 a 18 km)
***** muy larga (mas de 18 km)

Recorrido:
* muy suave (llano o con pendientes poco acusadas)
** suave (pendientes con poco desnivel)
*** exigente (superacion de grandes desniveles con pendientes cortas o suaves)
**** duro (superacion de grandes desniveles entre 45º y 60º de inclinación)
***** muy duro (superación de desniveles con fuerte grado de inclinación, superior al 60º)

Trayecto:
* cómodo (caminos o senderos bien definidos y marcados)
** fácil (senderos bien marcados y de fácil orientación)
*** complicado (senderos discontinuos con marcaciones esporádicas y/o terreno sin sendas)
**** dificil (se precisan dotes de orientación e intuición para seguir la ruta, poca señalización y/o terreno abrupto)
***** muy difícil (no existe sendero, nula señalización, terreno escarpado, se precisa de buenas dotes de orientación y exploración del lugar y/o terreno muy abrupto)

Itinerario:
* muy corto (de 1 a 2 horas efectivas)
** corto (de 2 a 3 horas efectivas)
*** llevadero (de 3 a 5 horas efectivas)
**** largo (de 5 a 8 horas efectivas)
***** muy largo (superior a 8 horas efectivas)

Estos niveles son orientativos y están sujetos al grado de preparación, forma física y experiencia de cada uno.

AVISO

RESPONSABILIDAD

En este blog se recogen itinerarios por distintos lugares de la isla, en su mayoría de las sierras que componen nuestra geografía, se describen itinerarios y lugares que nos llaman la atención, merecedores de ser conocidos, pero no pretende ser una guía, tan solo darlos a conocer, pero sobre todo tener un histórico para nosotros, un grupo de amigos que nos apasiona esta afición y la vivimos con intensidad.

Quien utilice este blog como guía se hace responsable de sus actos, no es suficiente con memorizar las indicaciones que se recogen, la montaña precisa de conocimientos y experiencia, y sobre todo conocer sus propias posibilidades, tanto técnicas como físicas para realizar este deporte y/o afición.

Además exige un alto grado de respetuosidad con el medio ambiente y con las propiedades, tanto públicas como privadas, estas últimas en su gran mayoría, debiendo ser respetuoso con los propietarios, solicitarles permisos para el paso por sus fincas y atender a sus consideraciones.

Quien haga uso de este blog como guía lo hará bajo su responsabilidad, no haciéndonos responsables de los problemas que puedan surgir a quienes lo utilicen con tal fin.

martes, 8 de noviembre de 2011

SA TORRE DE SA PADRISSA - SA FORADADA

DATOS DE LA EXCURSION
Fecha: 01/11/2011
Lugar de inicio: Son Marroig
Altitud inicio: 270m s.n.m.
Itinerario: Son Marroig, torre de sa Padrissa, pas des Gat, sa Foradada,
                  Son Marroig.
Km aproximados: 8,400
Lugar de finalización: Son Marroig
Altitud finalización: 270m s.n.m.
Altitud máxima: inicio y final 270m s.n.m.
Altitud mínima: caleta de sa Foradada 5m s.n.m.
Tiempo real de ruta: 5h 45´
Componentes: Arnau
Dificultades del trayecto: a la mitad del descenso a sa Torre de sa Padrissa no hay camino y pocos hitos, el ascenso hasta el mirador se realiza por terreno escarpado y muy inclinado, en todo el trayecto de es Pas des Gat la orientación es difícil, hay muchos tramos de terreno expuesto.
 Distancia: **
 Recorrido: ***
 Trayecto: *** desde el mirador hasta el camino de sa Foradada (pas des Gat) ****
 Itinerario: ****
DESCRIPCION
El día uno de noviembre de dos mil once, realicé esta ruta por el término municipal de Deià, partiendo de “Son Marroig” me dirigí a “sa Torre de sa Padrissa”, para seguir luego en dirección a “sa Foradada” a través de “es Pas des Gat” y finalmente volver a “Son Marroig”.
No se trata de una larga excursión, atendiendo a la distancia, pero si en cuanto al tiempo invertido en realizarla, cinco horas y media efectivas, para un recorrido de poco mas de ocho kilómetros. El tramo del “Pas des Gat”, ralentiza la marcha al realizarse  por un terreno  difícil, invadido  por la vegetación y  donde apenas existen indicadores del camino a seguir.
Partiendo de la finca de Son Marroig, situada en el km. 65,800 de la carretera C-710, en el tramo que va desde Valldemossa a Deià, andaremos cerca de un kilómetro por la carretera en dirección al pueblo de Deià, en el km. 64,800, doscientos metros antes de llegar al hotel rural de “sa Padrissa”, veremos que se inicia un camino con unas rústicas barreras candadas, podremos salvarlas por el lateral saltando la pared de contención de la carretera; siguiendo por éste llegamos muy pronto a un “portell” sin barreras foto-1 que deberemos pasar, algo mas adelante, dos minutos, encontramos  una pequeña pared y un tronco de olivo tendido en el suelo foto-2, aquí deberemos abandonar este camino saliendo por  la  derecha; de seguir rectos llegaríamos al mirador situado sobre el acantilado con vistas a “sa Foradada”, lugar por el que se pasará en esta misma ruta mas adelante.
Ahora el camino se convierte en un sendero marcado por hitos, que va descendiendo por la loma de la montaña en dirección nordeste, dando la impresión que nos dirigimos a Cala Deià en lugar de ir a la torre, situada un poco a la izquierda y que ya se divisa desde esta posición.
El camino va dando lazadas, cruzamos primero una pequeña pared por un derrumbe foto-3, mas adelante llegamos a otra pared mas grande que dejaremos durante un corto tramo a la izquierda para luego pasar al otro lado por unza zona de placas de roca; a partir de aquí el  sendero  se vuelve  mas difuso, debiendo  prestar  atención a los  hitos  para seguir el trayecto mas cómodo; parece incomprensible, pero durante el trayecto hasta aquí, por camino bien definido, encontraremos multitud de hitos, sin embargo ahora por un terreno mucho mas sucio de vegetación y con la senda apenas visible o inexistente, las señas pétreas apenas aparecen.
Ahora iremos encarando la torre a la que nos dirigimos y la casa situada junto a ella, pasaremos cerca de un horno de cal situado a nuestra derecha foto-4, no debemos llegar a éste, cuando estemos a su altura debemos dar un giro de noventa grados en dirección suroeste, pronto veremos un viejo porche al que debemos dirigirnos foto-5.
Al llegar a esta construcción, que vemos que no se trata de un porche sino de un aljibe cubierto por tejas, parece que la difusa senda que llevamos finaliza en el mismo, no se ve continuidad por ningún lado; deberemos rodear la pared de la edificación por la parte superior, es decir al llegar al porche deberemos torcer a la izquierda y pasar todo el aljibe por la parte superior, hasta el otro lado, pronto veremos un “portell” en una gruesa pared de piedras foto-6, cruzando el “portell” entraremos en una zona todavía mas confusa, ahora no existe sendero y deberemos buscar los escasos hitos y seguirlos para no entrar en la espesa vegetación que cubre las laderas del torrente.
Descenderemos por una zona rocosa y con abundante vegetación hasta situarnos sobre un promontorio rocoso sobre el lecho del torrente foto-7, a la derecha veremos una larga y gruesa pared restaurada, sobre la misma un hito que nos invita a treparla y cruzarla; situados sobre el muro veremos las casas a la izquierda a unos trescientos metros, frente a la pared unos montículos rocosos; descendemos la pared y pasando el montículo llegamos  hasta el camino que lleva a la casa.
No debemos tomar este camino, veremos una salida que se introduce en el bosque  por  la derecha  encarando la edificación foto 8; saliendo  por éste, nos introducimos en un cuidado pinar por el que andaremos durante un rato en dirección norte hasta encontrar la senda que desde Cala Deià llega hasta la torre, en pocos minutos llegaremos a “sa Torre de sa Padrissa”, se ha tardado una hora y veinte minutos desde “Son Marroig”. Se trata de una torre de defensa construida en el siglo XVII situada a la derecha de la entrada por mar a Cala Deià.
Desde su situación avanzada en el mar, podemos contemplar buenas vistas sobre la costa de Llucalcari hasta “es Cap Gros” y la imagen poco divulgada de “sa Foradada” por su vertiente norte.
Para continuar con la excursión debemos ir en dirección sur hasta llegar a una pared, foto 9 la misma que cruzamos anteriormente mucho mas arriba, un terreno marcado por las pisadas nos llevan a un punto donde la superaremos; situados sobre la pared, si hemos acertado el lugar, veremos al otro lado unos troncos incrustados entre las piedras de la pared que nos sirven de escalones para poder descenderla; situados al otro lado seguiremos  una  difusa  senda en bajada hacia la izquierda hasta que debamos cruzar el torrente. Cruzado el lecho, si vamos por la izquierda podremos tomar un tramo indicado por algún hito hasta la parte superior de esta inclinada loma, en esta ocasión opté por ir hacia la derecha y de esta forma arrimarme a los acantilados y gozar de buenas vistas, no existe camino ni hitos y se deberá sortear maleza y roquedales debiendo utilizar las manos en alguna ocasión.
Al ir avanzando cerca de los acantilados, veremos durante todo el rato “sa Foradada” y en la parte superior del acantilado, el mirador al que debemos llegar.
En cuarenta y cinco minutos desde el lecho del torrente llegamos al mirador. Al llegar a la parte alta de esta ladera encontramos una pared que debemos recorrer hasta encontrar un “portell” foto 10 que nos da paso a un pinar, andando en dirección suroeste rápidamente encontramos el camino que desde la carretera llega al mirador, giramos a la derecha y veremos los bancos que rodean las paredes del mismo.
El mirador está colgado sobre el acantilado a 200m de altura sobre el mar ofreciendo unas extraordinarias vistas.
Ahora viene la parte mas complicada de la excursión, se hace difícil seguir el itinerario correcto y no conviene salirse del mismo, inclinadas pendientes finalizan en verticales acantilados, vamos a ir en muchas ocasiones arrimados al vacío y el terreno está invadido por la vegetación, por último indicar que existen pocos hitos y muy distanciados entre sí.
Dando la espalda al mirador, caminaremos unos pasos en dirección este por el camino que desde la carretera llega hasta aquí, pronto lo abandonaremos por la derecha cuando encontremos una pequeña pared foto 11, luego cambiando de dirección, oeste, iremos descendiendo unos viejos bancales de olivos invadidos por el pinar, hasta topar con una nueva pared; ahora hay que ir con ojo, conviene comenzar con buen pie este tramo. Esta pared deberemos cruzarla, pero es muy importante acertar el lugar idóneo, al otro lado el terreno está muy sucio de vegetación, el carrizo lo cubre todo y los pinos caídos dificultan aun más la progresión correcta, debemos descender dejando la pared a la izquierda, en dirección a los acantilados, hasta llegar a un lugar donde abundan los pinos arrimados a la pared, a diferencia del resto foto 12, cruzamos por un pequeño derrumbe con restos de una vieja alambrada; si hemos acertado el lugar, al otro lado veremos un hito sobre una roca foto 13 y algo mas al fondo otro, siguiéndolos pasaremos arrimados a las raíces de un pino caído foto 14, pasado este punto el terreno se vislumbra mejor al entrar en una zona rocosa con fuerte  pendiente foto 15 y con tendencia a la izquierda; por el centro de esta pendiente podremos descender por una especie de sendero, pero hay que echarle imaginación, se ve algún hito, llegamos a una zona donde el estrecho sendero se allana y se dirige al pie de los acantilados  por la izquierda; ojo de nuevo, el camino pasa entre una roca donde veremos un hito colocado sobre la misma foto 16,  al  otro  lado  el  camino  desciende  y se   encamina  al fondo de una vaguada, no hay que hacer caso a este sendero sino que hay que grimpar un poco y situarse sobre una cornisa arrimada a las paredes del acantilado que se yergue por encima de nuestra posición. El trazado sigue arrimado a las paredes rocosas dando la forma circular de la hondonada que forma el acantilado, al finalizar este tramo encontramos un hito y siguiendo las marcas que nos parecen mas evidentes llegamos a una mata, sobre sus ramas encontramos otro hito. Insisto que el lugar es muy confuso, siendo muy fácil equivocar el sentido de marcha.
Siguiendo por el carrizal muy arrimado al vacío, llegamos a una pared arrimada a un espolón donde existe un “portell” foto 17, sobre la pared veremos un pequeño hito. Al otro lado de la pared veremos otro situado a la derecha sobre una roca, de frente una inclinada  bajante, debemos  descender por ésta, volvemos a encontrar otro disimulado hito a la derecha al final de la bajante, ahora deberemos ir a la izquierda, de frente se hace temerario.
Siguiendo por un estrecho sendero cubierto de hojarasca de pino nos dirigimos de nuevo a las paredes del acantilado superior, para seguir bien arrimados a las rocas, a la derecha una inclinadísima pendiente llena de carrizo, como referencia pasaremos por debajo de un curioso pino colgado del acantilado foto 18, en este lugar pasaremos entre las rocas y un pino arrimado al vacío foto 19.
Al final de este estrecho pasillo nos encontramos con el acantilado superior que se precipita también por debajo de nuestros pies, tan solo una estrecha cornisa de roca y tierra nos permite avanzar bien aferrados a la roca. Levantando la vista vemos una pequeña oquedad en la pared rocosa, una “balma” foto 20, ascendiendo un poco y luego en travesía nos situamos en su interior, cruzándola a gachas nos situamos en el otro extremo; esta travesía horizontal es expuesta, por el vacío y por lo resbaladizo del terreno. Ahora ascendemos un espolón para descender luego por un roquedal muy inclinado hasta el pinar y sobre un terreno menos expuesto, pero muy inclinado. Aquí hemos finalizado el paso.
Existe una variante del paso, donde se pasa un espolón por una estrecha cornisa para luego descender por una canal, al final se llega al mismo lugar; esta variante va por debajo de la que aquí se describe.
Desde esta posición se divisa el camino de “sa Foradada”, justo en una curva, ascendiendo a “son Marroig” la primera a la derecha, descendemos hasta el camino y nos dirigimos a “sa Foradada”.
Ahora andaremos cómodamente por el ancho camino que llega hasta la caleta de “sa Foradada”, nos pararemos en varias ocasiones para contemplar las maravillosas vistas que nos ofrece el lugar, en veinte minutos llegamos al puerto, que es el nombre que recibe la caleta situada al final de la península.
Cruzando la cala grimpamos por el roquedal marcado con un gran circulo de pintura roja hasta la parte superior de la gran roca que forma el final de esta península, tan solo queda subir por el terreno marcado, entre grietas y senderillos hasta el mojón blanco que marca el extremo final situado a 85m de altura.
Desde aquí divisamos gran parte de la costa norte, desde “Muleta” hasta “sa Dragonera”, también tenemos una perfecta estampa del lugar por donde hemos descendido es “pas des Gat”.
Para concluir la excursión nos queda remontar 270m hasta la finca de “son Marroig”. Primero descendemos de “sa Foradada” realizando el mismo recorrido a la inversa hasta la caleta, con ojo al descenso del paso porque las rocas están muy pulidas y resbalan bastante, desde la cala remontaremos por el ancho camino hasta las casas, que aunque sea cómodo a estas alturas se hace duro, tan solo las buenas vistas que ofrece el escenario hace el camino más llevadero.


itinerario marcado en azul celeste
andaremos por la carretera durante 1km hasta cerca del hotel de Sa Padrissa

f-1 en una curva antes de llegar al hotel de Sa Padrissa, veremos unas barreras, saltando la pared de contención de la carretera nos situamos en este camino junto a este "portell" 
f-2 pasado el portell, a los dos minutos llegamos a este lugar, pasaremos entre la pared y el tronco, dejando el camino principal.

detrás de la casa que se ve en la imagen, está sa Torre de sa Padrissa
f-3 siguiendo un sendero con hitos llegamos a esta pared que pasamos por este derrumbe

f-4 siguiendo los hitos llegamos a este horno de cal que nos cae a la derecha, en este punto giramos noventa grados dando la espalda al horno.
f-5 de inmediato veremos este porche, al que debemos dirigirnos.

f-6 pasamos por detrás del porche, por la izquierda, y veremos este portell por el que hay que pasar
terreno por el que hay que ir descendiendo, apenas hay hitos.
retrospectiva del trayecto descendido, partíamos de los dos pinos que se ven al fondo.

f-7 deberemos situarnos sobre este espolón rocoso y dándole la espalda a la imagen veremos una larga pared restaurada a la que deberemos llegar.
nos situamos sobre la pared a la altura de un montículo rocoso que esta al otro lado.
f-8 pasando la pared y el montículo descendemos hasta el camino que conduce a la casa, a la derecha veremos este otro qe se introduce en el bosque y que hay que tomar
caminaremos por este terreno en dirección al mar

llegaremos al camino que desde cala Deìa lleva a la torre

es Còdols Blancs
torre de sa Padrissa

sa Foradada desde sa Padrissa
f-9 debemos dirigirnos a la pared y pasarla donde veamos una trozo de alambrada, en el centro de la imagen
debe ser una buena pesquera
cruzado el torrente deberemos remontar esta ladera

retrospectiva ascendiendo la ladera
arrimados al acantilado gozaremos de buenas vistas


el terreno es muy rocoso e invadido por la vegetación
al llegar arriba veremos esta pared que seguiremos dejándola a la derecha
f-10 llegaremos a este portell por el que pasaremos al pinar
el mirador
sa Foradada
por el interior del pinar llegamos al mirador


tomamos el sendero que sale del mirador en dirección este
f-11 al llegar a la pared que se ve al fondo, giramos a la derecha abandonando el camino
f-12 descendiendo algún bancal llegaremos a divisar esta pared, la saltaremos en lugar donde junto a ella abundan los pinos y una vieja alambrada
al otro lado de la pared veremos este hito
y este otro
f-14 pasaremos dejando las raices del pino a la derecha
f-15 pasado el pino caído descenderemos por esta inclinada pendiente, con tendencia a la izquierda
al final se suaviza la pendiente y tendemos a la izquierda

pasamos entre las rocas y el pino
f-16 llegamos a este hito sobre la roca, un disimulado sendero sigue en descenso, no hay que tomarlo, debemos remontar hasta el pino que se ve en la parte superior de la imagen
iremos arrimados a las paredes rocosas y pasaremos entre ellas y el pino que se ve en la imagen
el sendero es muy volado con fuertes pendientes de carrizo



retrospectiva del tramo arrimado a los acantilados por la izquierda

llegaremos a esta pared que se inicia junto a las rocas del acantilado superior
f-17 este es el espolón, en su base se inicia la pared
sobre la pared junto al portell veremos este hito
descendemos por terreno muy inclinado
por la derecha la pendiente de carrizo es muy severa finalizando en un acantilado directo al mar


f-19 nos acercamos al paso, este tramo es muy expuesto, iremos arrimados a las paredes rocosas
f-18 antes de iniciar el paso pasaremos por debajo de este curioso pino
f-20 es pas des Gat
retrospectiva del paso
descenso


retrospectiva del paso
al finalizar el paso veremos el camì de sa Foradada








el cingle que se ha recorrido





es port de sa Foradada

paso de ascenso


tramo desde el mirador hasta el camino, en rojo el trayecto realizado, en amarillo la variante del paso
extremo sur de sa Foradada




desvío de los miradores


son Marroig
torre de defensa de son Marroig

2 comentarios:

  1. Bonita ruta Arnau, enhorabuena.
    Por si te puede interesar, el nombre del mirador es: Mirador d'en Visc o d'en Vic.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. gracias Emilio, la verdad es que desconocía el nombre, estaba interesado en saberlo, y todavía no lo había indagado.
    gracias de nuevo.

    ResponderEliminar