GRADO DE DIFICULTAD

GRADO DE DIFICULTAD

Distancia:
* muy corta (de 1 a 4 km)
** corta (de 4 a 8 km)
*** mediana (de 8 a 12 km)
**** larga (de 12 a 18 km)
***** muy larga (mas de 18 km)

Recorrido:
* muy suave (llano o con pendientes poco acusadas)
** suave (pendientes con poco desnivel)
*** exigente (superacion de grandes desniveles con pendientes cortas o suaves)
**** duro (superacion de grandes desniveles entre 45º y 60º de inclinación)
***** muy duro (superación de desniveles con fuerte grado de inclinación, superior al 60º)

Trayecto:
* cómodo (caminos o senderos bien definidos y marcados)
** fácil (senderos bien marcados y de fácil orientación)
*** complicado (senderos discontinuos con marcaciones esporádicas y/o terreno sin sendas)
**** dificil (se precisan dotes de orientación e intuición para seguir la ruta, poca señalización y/o terreno abrupto)
***** muy difícil (no existe sendero, nula señalización, terreno escarpado, se precisa de buenas dotes de orientación y exploración del lugar y/o terreno muy abrupto)

Itinerario:
* muy corto (de 1 a 2 horas efectivas)
** corto (de 2 a 3 horas efectivas)
*** llevadero (de 3 a 5 horas efectivas)
**** largo (de 5 a 8 horas efectivas)
***** muy largo (superior a 8 horas efectivas)

Estos niveles son orientativos y están sujetos al grado de preparación, forma física y experiencia de cada uno.

AVISO

RESPONSABILIDAD

En este blog se recogen itinerarios por distintos lugares de la isla, en su mayoría de las sierras que componen nuestra geografía, se describen itinerarios y lugares que nos llaman la atención, merecedores de ser conocidos, pero no pretende ser una guía, tan solo darlos a conocer, pero sobre todo tener un histórico para nosotros, un grupo de amigos que nos apasiona esta afición y la vivimos con intensidad.

Quien utilice este blog como guía se hace responsable de sus actos, no es suficiente con memorizar las indicaciones que se recogen, la montaña precisa de conocimientos y experiencia, y sobre todo conocer sus propias posibilidades, tanto técnicas como físicas para realizar este deporte y/o afición.

Además exige un alto grado de respetuosidad con el medio ambiente y con las propiedades, tanto públicas como privadas, estas últimas en su gran mayoría, debiendo ser respetuoso con los propietarios, solicitarles permisos para el paso por sus fincas y atender a sus consideraciones.

Quien haga uso de este blog como guía lo hará bajo su responsabilidad, no haciéndonos responsables de los problemas que puedan surgir a quienes lo utilicen con tal fin.

domingo, 3 de octubre de 2010

PUIG DE SA GALERA

DATOS DE LA EXCURSIÓN
Fecha: 20/02/2010
Lugar de inicio: Deia
Altitud inicio: 170m s.n.m.
Itinerario: Deia, “pas des Xeregall de ca´n Boquete”, “es Boixos”, “sa Galera”, Corral d´en Marc”, font de sa Senyora”, Deiá.
Lugar de finalización: Deia
Altitud finalización: 170m s.n.m.
Altitud máxima: 936m s.n.m. “es Boixos”
Altitud mínima: 170m s.n.m. Deiá
Tiempo real de ruta: 4h 30´
Tiempo de descansos y paradas: 30´
Componentes: Arnau en solitario
Dificultades del trayecto: al inicio, después de abandonar el “torrent des Racó”, se hace difícil seguir el recorrido debido a la abundante vegetación y las pocas señas. La subida por el interior del encinar es de duras pendientes hasta el paso. El “pas des Xeregall de ca´n Boquete no tiene ninguna dificultad y además esta asegurado con cable, tan solo un poco aéreo en un pequeño tramo. La ascensión hasta “es Boixos” muy dura por terreno pedregoso, por último, la orientación en el descenso a Deiá desde “es Corral d´en Marc” hasta “sa Font de se Senyora” es complicada debido a la encrucijada de caminos.
Distancia: ***
Recorrido: ****
Trayecto: ****
Itinerario: ***

DESCRIPCION
Esta excursión se ubica en el término municipal de Deiá. Al noreste del pueblo y por encima del mismo a mas de novecientos metros de altura, se levanta una puntiaguda montaña con exuberante vegetación, “sa Galera”.
El ascenso a “sa Galera” no es un paseo se suba por donde se suba, el ascenso mas sencillo  es el que se realiza en esta excursión en descenso hacia Deià, por el lugar denominado “es Corral d´en Marc”, las otras alternativas desde este pueblo son o por “es Pas d´en Marc”, un complicado y aéreo paso que requiere cierta técnica y “es Pas des Xaragall de ca´n Boquete”, que es la que aquí se describe.Podemos dejar el vehículo estacionado a la entrada del pueblo, antes de llegar a los lavaderos, a mano derecha, encontramos un pequeño aparcamiento. Caminando un centenar de metros llegamos a la entrada del pueblo donde están situados los antiguos lavaderos “rentadors”, el camino que se debe tomar para iniciar la excursión hace esquina por la derecha con los mencionados lavaderos y por la izquierda con el torrente de “es Racò” (foto-1); el camino, inicialmente sigue el cauce del torrente, en corta distancia y en fuerte pendiente nos sitúa en la parte elevada de esta población, junto al hostal Miramar (foto-2). Al llegar a las inmediaciones del hostal desembocamos en una calle asfaltada, deberemos torcer a la izquierda y pasar el puente para situarnos al otro lado del torrente, a la derecha vemos una senda empedrada que sigue el cauce, tomamos esta senda.
Pasaremos cerca de varias edificaciones situadas en el margen derecho en sentido de subida, llegamos a un pequeño puente peatonal que da acceso a la última casa, después de dejarlo a la derecha ya salimos del pueblo (foto-3), pero el camino sigue en ascenso, siempre arrimado al torrente que nos cae a la derecha.
El camino llega a un punto donde veremos una vieja columna de piedra de lo que debió ser un antiguo “portell” de paso (foto-4), que es el punto donde se inicia el trayecto para dirigirse al “Pas des Racò” una vez cruzado el cauce del torrente. Deberemos dejar a la derecha esta columna y seguir subiendo por el mismo camino, después de dos curvas para superar dos bancales, llegamos a un tercero donde se encuentra un algarrobo y donde en una esquina del bancal veremos un hito (foto-5), en este punto deberemos dejar el cauce del torrente y girar a la izquierda, aquí dejaremos definitivamente el camino que llevábamos. Ahora caminamos sobre un bancal lleno de carrizo en dirección norte hasta toparnos con una vieja barraca sin techo “porxo esbucat”, antes de llegar al mismo giramos a la derecha y veremos una pared que topa con otra del bancal superior (foto-6), caminando sobre la pared deberemos llagar a esta última y superarla, una vez situados sobre este último bancal deberemos seguir por la izquierda arrimados al borde de la pared llegando al final de la misma donde veremos dos estacas de madera que sostienen una vieja rejilla, al otro lado vemos un pequeño vacío fácil de descender, si nos fijamos veremos en el fondo cerca de una encina un gran hito, descendemos y nos situamos junto al hito (foto-7), aquí giramos a la derecha para recorrer el bancal lleno de carrizo y algún algarrobo hasta dar con un derrumbe por el que descenderemos para salir a un ancho camino.
Situados en este nuevo camino, podemos ver a la izquierda una pared medianera, en frente un hito y a la derecha el camino que asciende en suave cuesta, debemos tomar hacia la derecha. El camino se va estrechando hasta acabar diluyéndose, pero una serie de hitos colocados estratégicamente, incluso sobre los árboles, nos conducirán hasta una pared que encierra un frondoso encinar (foto-8).
Ahora deberemos recorrer la pared en dirección noreste hasta donde esta concluya junto a una gran roca (foto-9), aquí deberemos girar a la derecha para introducirnos en el encinar, veremos hitos y marcas de pintura roja que nos indican el giro, el camino recorre la parte superior de la pared que veníamos siguiendo; llegamos a un primer “rotllo de sitja” donde deberemos girar ciento ochenta grados y remontar la inclinada pendiente del encinar; ahora se camina por una estrecha senda, a los ocho minutos llegamos a una pared que no cruzaremos sino que avanzaremos unos metros mas llevándola a nuestra izquierda hasta encontrar dos “rotllos de sija” junto a una vieja barraca de “carboner”(10).
Dando la espalda a los dos “rotllos de sitja” veremos una apertura en la pared, junto a la barraca y cruzaremos al otro lado de la misma. Una vez en el otro lado nos situamos sobre el tramo final de una “rosseguera” y por la que tendremos que avanzar en subida, debido a su inclinación realizamos el ascenso en zigzag durante un corto trayecto para volver a cruzar la misma pared. Hasta aquí la excursión ha sido algo confusa, ahora comienza la primera parte dura de la misma; al cabo de diez minutos desde que cruzamos la pared, veremos un derrumbe en la misma (foto 10) que nos da acceso al encinar por el que habíamos transitado anteriormente unos metros mas abajo, el paso está marcado con un hito, volvemos a introducirnos en el encinar y caminaremos por un estrecho sendero, pero bien marcado, que va superando la inclinada ladera en zigzag, siempre con la “rosseguera” al lado. Después de veinticinco minutos nos situamos junto a un espolón rocoso con una encina en su base junto a la zona de deslizamientos, ahora deberemos atravesarla (foto 11).
Lo haremos en diagonal ascendente hasta el otro extremo y siguiendo los hitos, estos nos situarán en las paredes rocosas del acantilado. Pronto distinguiremos la roca blanquecina y un poco abovedada donde comienza el paso; nos habremos situado en uno de los laterales de “es Xaragall de ca´n Boquete”.
Es un bonito paso que da acceso a la parte superior de es “xeregall”,no encierra ninguna dificultad técnica, si que tiene un tramo un poco aéreo al andar sobre una estrecha cornisa, pero con espacio suficiente para asentar bien los pies; además está equipado con un buen cable enfundado en plástico, que le da mas seguridad. El paso lo podríamos dividir en tres partes, el inicio por un pequeño balcón natural, con escalones picados en la roca que dando la vuelta al espolón rocoso nos sitúa en un pequeño rellano del acantilado, en el segundo tramo hay que superar un tramo inclinado para situarse sobre una cornisa, esta es la parte mas expuesta, un poco aérea, y que una vez recorrida nos coloca a los pies de una estrecha chimenea donde también se observan algunos escalones picados en la roca y que en cuatro pasos nos coloca a la salida del paso.
A la salida veremos un hito y unas manchas de pintura roja para indicar el comienzo del paso a los que pretendan descenderlo; ahora estamos en la parte superior de “es Xeregall de ca´n Boquete” y deberemos dirigirnos al otro extremo del mismo, ascendiendo por un buen terreno llegamos a una especie de pequeño collado donde existe un “botador” de troncos para superar una pequeña pared (f-12).
Situados junto al botador podemos contemplar buena parte del recorrido que tenemos por delante, la vista es impresionante, tenemos en frente una profunda vaguada y las laderas inclinadas de los contrafuertes del “Puig des Vent”, la exuberante vegetación que hemos tenido hasta ahora se acaba, el paisaje es de roca y carrizo.
Saltamos la pared y descendemos suavemente arrimados a los acantilados hasta el centro de la vaguada; ahora deberemos ascender por una inclinada “rosseguera” hasta la mitad de la  misma donde  deberemos buscar un hito en el margen izquierdo por donde deberemos abandonarla.
Una vez divisemos el sitio abandonaremos el inclinado canchal de roca y a través del roquedal iremos subiendo la dura ladera; para seguir la buena ruta nos podremos guiar por los hitos que iremos encontrando, mas diluidos, pero claros en un paisaje despejado; de todas formas hay que llegar a la cresta de la loma que tenemos delante, en el centro de la misma aproximadamente.
Ya situados en la parte alta, en una especie de rellano, veremos una ancha vaguada que se forma entre “sa Galera” y “es Puig des Vent”, al fondo unos pequeños acantilados que se ven fáciles de superar por la parte derecha de la falda de “sa Galera”; si la intención es llegar a esta  cima, esta sería la dirección aconsejable, pero en esta ocasión llegaremos a nuestro objetivo recorriendo la cresta de la sierra, de esta forma se podrá contemplar una maravillosa vista sobre la sierra de Tramuntana y el valle de Soller.
En ves de dirigirnos hacia el lugar que parece idóneo para acceder a la cima de “sa Galera”, nos vamos a dirigir a los acantilados que hay en frente de donde estamos situados, pero con  tendencia  algo a la derecha, a medida que avanzamos veremos que se abre una canal que parece de fácil superación y no muy inclinada, que supera los acantilados para situarse sobre ellos. Para llegar hasta ella deberemos ir   hasta   la   base de los acantilados des “Puig de Vent” y desde allí recorriéndolos hacia la izquierda llegar al inicio de la canal. A la mitad de la misma podremos ver por delante unos hitos que tienden algo a la derecha, pero si nos fijamos a la izquierda, sobre las rocas superiores, podremos observar que hay otros; los que tienden a la derecha conducen a la cima de “es Puig des Vent”, los situados a la izquierda y sobre las rocas que conforman la canal, nos conducirán a la loma que une “sa Galera” con el “Puig des Vent”, lugar al que se quiere llegar para poder seguir con la ruta establecida, por lo tanto al divisar estos hitos salimos de la canal.
Trepando por las rocas nos situamos junto a los hitos que están sobre los acantilados que veíamos anteriormente; desde aquí nos dirigimos a la cuerda rocosa que une “sa Galera” con el “Puig del Vent”.
Llegamos a la cresta en un lugar denominado “es Boixos”, las vistas desde aquí son excelentes.
Ahora debemos recorrer toda la cresta que se dirige inexorablemente a la cima de nuestro objetivo, no tiene perdida alguna, además está marcada con innumerables hitos y marcas rojas de pintura.
Llegamos al punto mas elevado de la excursión situado sobre la misma cresta a 928m de altura, desde aquí debemos bajar unos metros para situarnos en un collado “es Carritx Roig” para luego proseguir con suave ascensión hasta donde esta situado el cilindro geodésico de “sa Galera”.
La cima está arrimada a los acantilados verticales sobre la población de Deià, tenemos el pueblo a vista de pájaro, dada la proximidad del mismo, en general las vistas son impresionantes.
Para seguir con la ruta debemos dirigirnos a la izquierda, dando la espalda al mar, donde veremos un hito. A la derecha también podremos observar otro hito, pero este indica el descenso por el “Pas d´en Marc”, que se trata de un difícil paso que requiere de una técnica más depurada.
Nos dirigiremos pues al hito situado a la nuestra izquierda, al llegar a el veremos el inclinado descenso que se nos presenta, también observaremos una serie de hitos que nos marcan este descenso.
En quince minutos nos situamos en un collado entre “es Puig des Moro” y “sa Galera”, veremos una pared medianera y unos pinos caídos, en la pared un derrumbe, en el lateral derecho una marca de pintura roja (foto-13), todo ello hace reconocible el lugar que es por donde se debe proseguir; pasada la pared debemos torcer a la derecha y después de haber andado unos pasos distinguiremos un sendero que a medida que avanzamos se hace mas evidente, se trata de un viejo camino de herradura, que desciende esquivando acantilados y transitando sobre los “cingles” hasta situarse en “es Corral d´en Marc”, este camino recuerda mucho el “Camì des cingles de Son Rullán”.
El camino de descenso está obstaculizado por árboles caídos y algún desprendimiento, que hace que en ocasiones el camino quede oculto. Una vez hayamos dado con el sendero no tiene perdida posible puesto que es el único sitio y la única dirección por el que se puede transitar, no hay cruces ni desvíos. En veinte minutos llegamos a la gran explanada de encinas con restos de construcciones de las actividades industriales del bosque, barracas, porches, hornos de cal e innumerables “sitges”.
Al llegar al “Corral d´en Marc” lo podremos identificar por un cartel de coto privado de caza clavado en un pino, justo donde se termina el sendero. Ahora caminaremos por un terreno llano surcado por innumerables sendas que se cruzan entre sí; deberemos agudizar nuestro sentido de la orientación para tomar la buena ruta en este laberinto de senderos.
Al llegar al cartel de coto privado de caza, el camino tuerce a la derecha y se dirige a unas edificaciones de montaña en estado de ruina, debemos hacer caso omiso al camino y salirnos de él y campo a través cruzar la llanura en dirección oeste, veremos algún hito, cruzaremos dos caminos de carro hasta dar con un tercero, desde este podremos ver un “porxo” reformado (foto-14), debemos dirigirnos a este, pasar por delante dejándolo a nuestra derecha y seguir por el camino hasta una pared con un “botador” a la izquierda del “portell” (foto-15), al otro lado de la pared daremos con un ancho camino de carro, debemos tomar a la izquierda; iremos ascendiendo suavemente encontrando un primer desvío a la izquierda, a pocos metros otro a la derecha y de nuevo otro a la izquierda, haremos caso omiso de los tres; pasado este último la pendiente se acusa hasta llegar a una curva de noventa grados a la derecha y justo al salir de la curva veremos un cruce de caminos (foto-16), deberemos seguir recto, veremos un indicador en el tronco de un pino. Pasado el cruce el camino toma una severa pendiente durante un corto trayecto.
La dura ascensión nos coloca sobe un pequeño collado para luego en un corto descenso situarse en un “rotllo de sitja” a la que dando la vuelta dejándola a la derecha encaramos los restos de un “porxo” de madera venido abajo (foto-17), al llegar a su altura veremos un hito junto al camino que  nos  indica (f-15) que debemos dejar el camino y dirigirnos al porche, pronto veremos que sale un estrecho sendero pero bien definido que desciende por el interior del encinar dejando a la derecha el maltrecho porche, al cabo de unos minutos llegamos a otro bien marcado camino de carro (foto-18), al llegar a el torceremos a la derecha y caminaremos por éste en descenso hasta llegar a otro sendero que nos sale a la (f-16) izquierda y en dirección opuesta al que llevábamos (foto-19), tomaremos este nuevo camino por el que andaremos durante un buen rato hasta llegar a una curva a la izquierda, aquí hay que prestar atención, en el margen derecho del camino justo en la curva, podremos observar dos hitos cerca de dos pinos (foto-20) que marcan la entrada a un estrecho sendero que durante un buen tramo va paralelo al camino que llevábamos, pero en descenso más marcado, poco a poco se va separando de éste y acusando su inclinación hasta desembocar en el centro de una estrecha y tupida vaguada con una gran “sitja” en el centro, volteamos la misma por el exterior izquierdo y damos de frente con un “portell” de una pared que desciende por la tupida ladera. Cruzada la pared el camino vuelve a ensancharse suspendido ahora sobre grandes bancales para sostenerlo sobre la inclinada ladera.
En dos minutos llegamos a otro paso de pared que nos da entrada a unos bien cuidados bancales de olivar; el camino sigue descendiendo los bancales hasta que en uno de ellos podremos observar una vieja barraca de piedra que la dejaremos a la derecha y nos dirigiremos a otra que se ve  mas abajo, pero no debemos llegar a ella, unos  cincuenta  metros antes  de llegar torcemos a la izquierda en dirección a una pared que se divisa con un estrecho paso que da entrada a un encinar (foto-21), por el interior del bosque existe un estrecho sendero que desciende hasta dar con un ancho camino de carro.
Al llegar a este, lo tomaremos por la izquierda y enseguida damos con “sa Font de sa Senyora”, situada en el margen derecho, a la que se accede bajando por unos escalones.
Esta fuente nos indica la cercanía del pueblo de Deiá, para continuar regresaremos al camino y tomaremos el sentido de la derecha; en pocos minutos toparemos con una pared cerrando el paso a la senda, al otro lado y descendiendo por un terraplén nos situamos sobre una pista de tierra de reciente construcción desde donde ya se divisa el núcleo de la población. Tomaremos esta pista por la derecha que pasa cerca de unas casas y después de varias curvas llegamos a otra casa que nos cae a la  izquierda,  la pista finaliza  en unas  grandes  barreras metálicas que cierran el paso y que deberos sortear por la derecha junto a un algarrobo y descendiendo una pared de piedras.
Sorteada la pared nos situamos en una calle asfaltada de la parte alta del pueblo, seguiremos la calle asfaltada por la derecha que después de varias curvas se introduce definitivamente en la zona urbana, a la altura del hotel la Residencia y descendiendo un poco más llegaremos a la calle principal del pueblo que siguiendo la misma en dirección a Valldemossa nos acerca a los “rentadors” donde iniciamos la excursión, a doscientos metros está el aparcamiento donde dejamos el vehículo.

ruta marcada en color verde
foto-1
torrent des Racó

foto-2

foto-3
foto-4
foto-5

foto-6


foto-7
sa Galera
  

foto-8
foto-9



foto-10
foto-10

foto-11







Deià
inicio des Pas des Xeregall de c´an Boquete
primer tramo


cornisa que pasa sobre el inicio del paso

tramo de salida del paso
parte superior del paso

foto-12
recorrido por la falda de es Puig des Vent




espolón de es Xeregall de c´an Boquete

vista retrospectiva del ascenso
sa Galera



es Boixos
puig des Teix y puig des Vent

sa Galera desde es Boixos

es Carritx Roig
Puig de Balitx
valle de Soller
cima de sa Galera
Deià desde la cima

el camino de descenso apunta al Puig des Moro
Puerto de Soller



foto-13
cala Deiá





Corral d´en Marc

foto-14
foto-15

foto-16

foto-17

foto-18
foto-19

foto-20






foto-21

font de sa Sanyora


es Xeregal de c´an Boquete
Deià

3 comentarios:

  1. No tinc cap problema a expressar-ho en la meva llengua materna, no obstant això no tots tenen aquesta facilitat i ja que tinc la sort d'expressar-me en les dues llengües, perquè no ha d'estar a l'abast de tots.
    Tu ho has entès, de què et queixes.

    ResponderEliminar
  2. Millor en angles,, l'abast serà més gran.
    Written in english, you could reach to more people

    ResponderEliminar