GRADO DE DIFICULTAD

GRADO DE DIFICULTAD

Distancia:
* muy corta (de 1 a 4 km)
** corta (de 4 a 8 km)
*** mediana (de 8 a 12 km)
**** larga (de 12 a 18 km)
***** muy larga (mas de 18 km)

Recorrido:
* muy suave (llano o con pendientes poco acusadas)
** suave (pendientes con poco desnivel)
*** exigente (superacion de grandes desniveles con pendientes cortas o suaves)
**** duro (superacion de grandes desniveles entre 45º y 60º de inclinación)
***** muy duro (superación de desniveles con fuerte grado de inclinación, superior al 60º)

Trayecto:
* cómodo (caminos o senderos bien definidos y marcados)
** fácil (senderos bien marcados y de fácil orientación)
*** complicado (senderos discontinuos con marcaciones esporádicas y/o terreno sin sendas)
**** dificil (se precisan dotes de orientación e intuición para seguir la ruta, poca señalización y/o terreno abrupto)
***** muy difícil (no existe sendero, nula señalización, terreno escarpado, se precisa de buenas dotes de orientación y exploración del lugar y/o terreno muy abrupto)

Itinerario:
* muy corto (de 1 a 2 horas efectivas)
** corto (de 2 a 3 horas efectivas)
*** llevadero (de 3 a 5 horas efectivas)
**** largo (de 5 a 8 horas efectivas)
***** muy largo (superior a 8 horas efectivas)

Estos niveles son orientativos y están sujetos al grado de preparación, forma física y experiencia de cada uno.

AVISO

RESPONSABILIDAD

En este blog se recogen itinerarios por distintos lugares de la isla, en su mayoría de las sierras que componen nuestra geografía, se describen itinerarios y lugares que nos llaman la atención, merecedores de ser conocidos, pero no pretende ser una guía, tan solo darlos a conocer, pero sobre todo tener un histórico para nosotros, un grupo de amigos que nos apasiona esta afición y la vivimos con intensidad.

Quien utilice este blog como guía se hace responsable de sus actos, no es suficiente con memorizar las indicaciones que se recogen, la montaña precisa de conocimientos y experiencia, y sobre todo conocer sus propias posibilidades, tanto técnicas como físicas para realizar este deporte y/o afición.

Además exige un alto grado de respetuosidad con el medio ambiente y con las propiedades, tanto públicas como privadas, estas últimas en su gran mayoría, debiendo ser respetuoso con los propietarios, solicitarles permisos para el paso por sus fincas y atender a sus consideraciones.

Quien haga uso de este blog como guía lo hará bajo su responsabilidad, no haciéndonos responsables de los problemas que puedan surgir a quienes lo utilicen con tal fin.

martes, 3 de agosto de 2010

LA CUCULLA DE FARTARITX

LA CUCULLA DE FARTARITX
Fecha: 18/04/2009
Lugar de inicio: Can Huguet (Pollensa)
Altitud inicio: 80m s.n.m.
Itinerario: Can Huguet, Fartaritx Gran, pas del Frare, la Cuculla, pas de l´All, Fartaritx d´en Vila, Camí del Pujol, camí vell de Lluc, torrent de Sant Jordi.
Lugar de finalización: Can Huguet.
Altitud finalización: 80m s.n.m.
Altitud máxima: La Cuculla 711m s.n.m.
Altitud mínima: Can Huguet 80m s.n.m.
Tiempo real de ruta: 4h 45´
Componentes: Arnau en solitario
Dificultades del trayecto: pas del Frare es mas costoso el acceso por la pendiente que hay qu superar que el paso en si, y en el pas de l´All hay que destrepar con la ayuda de las manos, pero no reviste ningún peligro.
Distancia:***
Recorrido:*** desde Fartaritx a la cima y descenso: ****
Trayecto:** desde Fartaritx Gran a la Cuculla y de ésta a Fartaritx d´en Vila: ***
Itinerario:***
DESCRIPCION
En el término municipal de Pollensa y sobre el valle “d´en Marc” está situada la “Cuculla de Fartaritx” de 711m s.n.m. Desde la población de Pollensa está la primera, de entre las tres altas cumbres que se divisan en el lateral oriental del valle, (“la Cuculla de Fartaritx, puig de Ca de Miner y puig Tomir”).
“Fartaritx” es uno de estos lugares excepcionales de la sierra de tramontana, tres fincas con el mismo nombre recorren este ancho "cingle" llanura elevada, “Fartaritx Gran”, “Fartaritx d´en Vila” y “Fartaritx des Racó” a las que se puede acceder a pie desde Pollensa, pero para hacerlo en vehículo, se debe acceder desde Campanet a través de “es Coll de Miner”.
Son terrenos que siguen guardando su inicial aspecto en su mayor parte y que mantienen algún detalle singular que hacen que este sitio sea especial, como las viejas encinas del bosque de “Fartaritx Gran” junto a la fuente del mismo nombre y a los pies de la “Cuculla” y un endemismo, las peonias; se trata de una vistosa planta cuando florece y que tan solo encontraremos en algunos lugares de la sierra de Tramuntana.
Se trata de una ruta circular partiendo y finalizando en el “Camí de ca´n Rami”. Por la carretera Pollensa – Lluch, en el km 2,700 a la izquierda encontramos un desvío con un indicador de madera con el nombre del camino, a doscientos metros cruzaremos un puente sobre el torrente de “Sant Jordi” y cuando llevemos aproximadamente un kilómetro desde el cruce con la carretera, aparcaremos el vehículo en el lateral derecho entre el asfalto y el cauce del torrente. Desde este lugar hasta el inicio del viejo camino de “Fartaritx” la calzada se estrecha entre paredes de piedra, por lo que no conviene dejar el coche en este tramo.
Aparcado el coche deberemos andar unos quinientos metros por el asfalto hasta llegar a las casas de “Ca´n Huguet”, pasamos justo por delante de las viviendas, al llegar a la última casa se acaba el asfalto y se estrecha el ancho de la calzada, iniciándose en subida un camino de herradura en muy mal estado, andados cien metros pasamos por delante de las viejas casas (foto-1), ahora en reformas.
El camino sigue cruzando un “portell” de piedra, introduciéndose en un bosque de encinas (foto-2), después de varias curvas a derecha e izquierda se va ganando altura hasta salir del bosque para entrar en una zona de carrizo y matorral, donde la falta de árboles nos deja contemplar las primeras vistas sobre el valle de Pollensa y su bahía.
El camino nos lleva a otra pared que cruzamos por otro paso con barrera, cruzada esta divisamos la “Cuculla” por primera vez, justo en frente del camino. (foto-3)
Al final de una larga recta, el camino tuerce a la izquierda abandonando la vista sobre el valle “d´en Marc” y dirigiéndose hacia una pared de piedras con paso de barrera “portell” (foto-4); cruzada la misma nos introducimos en un viejo olivar, hoy abandonado y entremezclado con acebuches y grandes matas. El empedrado del camino vuelve a desaparecer en gran parte del trazado. Entre los grandes acebuches y olivos se pueden contemplar algunos ejemplares de matas con troncos de gran envergadura y considerable altura.
En este tramo la pendiente se acusa un poco, ganando altura rápidamente. Saliendo del viejo olivar el camino se dirige a la falda inclinada de la montaña para encararla y ganar altura con continuas vueltas a izquierda y derecha a través de monte bajo; de pronto el camino se abre paso entre grandes rocas formando un estrecho desfiladero lleno de vegetación, donde se pueden contemplar varios cerezos silvestres “siraré de pastó”.
Este es el tramo donde el camino está en mejor estado, se ven los peldaños de piedras con las rocas laterales que protegen el vial del vacío. Al final de este tramo, el camino llega a una pared que circundan las viejas casas de “Fartaritx Gran” situadas frente a una gran extensión de pastos regados por la fuente de “Fartaritx”.
La finca está situada a los pies del peñasco que forma la “Cuculla” y sobre una meseta desde la que se contempla una vista sobre la bahía de Pollensa y sus alrededores.
Se debe cruzar el extenso prado verde, para ello buscaremos un lugar donde la pared tiene unos peldaños hechos con la misma piedra sobresaliendo de la misma. Una vez situados en el verde prado lo cruzaremos en dirección a unos viejos chopos y plateros (foto-5) que se ven al otro extremo, pegado a otra pared que separa el prado de un viejo encinar. Donde están los chopos, está la fuente (foto-6) vertiendo el agua a un pequeño aljibe.
El tramo que viene ahora puede resultar algo complicado, no existe sendero y está poco señalado; nos debemos dirigir a la falda de la montaña y ascender hacía la izquierda de la misma en busca del paso entre los acantilados. “es Pas del Frare”, único acceso posible desde este lateral.
Desde la fuente se inicia la subida hacía el paso de la siguiente manera:
Nos adentramos en el encinar pasando la pared donde esta la fuente por su lado derecho, justo después de haberla cruzado veremos una marca de color rojo en una gran roca, si queremos llegar con las menores complicaciones posible deberemos fijarnos en estas marcas que van apareciendo de vez en cuando, pero que se suceden hasta prácticamente la cima.
Una vez en el encinar vale la pena contemplar la grandeza de los árboles, son ejemplares milenario que nada tiene que envidiar a los existentes en “Alcanella”.
Cruzamos el bosque siguiendo los puntos rojos en las rocas y algún hito en la misma dirección; ya en terreno despejado caminamos entre el carrizo por una inclinada pendiente en dirección hacía el acantilado, ladeándolo un poco a la izquierda. Dejaremos a la derecha unos farallones de roca (f-8) y nos dirigiremos hacia una rampa de roca lisa que se divisa hacia la izquierda del acantilado. (foto-7)
Seguimos los puntos de pintura roja, que de vez en cuando habrá que buscar, suelen estar situados en rocas salientes del carrizo, de vez en cuando alguna “fita” nos saldrá al paso situadas estratégicamente sobre alguna roca; la ruta se dirige a otro farallón mas pequeño y mas cerca de los acantilados, lo bordearemos por la parte inferior del mismo. Una vez lo dejemos atrás veremos la rampa que da acceso al paso, una gran placa de roca bastante ancha y muy inclinada que se dirige a una pequeña pared de piedras en lo alto del acantilado y coronada por un hito “fita” (foto-9) que sirve más para encontrar el paso a los que desciende que a los que suben, puesto que ascendiendo no lo vemos hasta que te sitúas a unos metros de esta.
Lo mas difícil de este paso es situarlo desde abajo, y saber hacía donde debemos ir.
Una vez situados en lo alto del “Pas del Frare” para acceder a la cima deberemos girar a mano derecha y ascender a ella por el mejor sitio que veamos. No existe camino alguno, pero si algunos hitos y marcas de pintura roja que de seguirlos nos conducirán a la cima por el terreno mas pisado. De todas formas no hay pérdida posible puesto que la cima se ve desde esta posición.
Desde aquí también se puede divisar el collado que hay a la izquierda de la cumbre de “la Cuculla”, entre ésta y “la Mola”, en él collado está el paso por donde se descenderá, “es Pas de l´All”.
En poco mas de quince minutos se llega a la cima situada a 711m de altura, desde donde se puede contemplar una espectacular panorámica.
Después de contemplar una bella estampa, iniciamos el descenso, primero bajaremos unos metros siguiendo el mismo itinerario de ascenso para tomar a la derecha encarando el collado que hemos visto en la subida (foto-11), no esta marcado pero se ve con claridad cual es nuestro destino; la bajada es inclinada y resbaladiza debido a la cantidad de pequeña grava que encontramos durante todo el descenso.
Situados en el collado, vemos en el extremo mas alejado una brecha en la roca con un pequeño hito situado en el lateral derecho que nos indica el comienzo del paso (foto-12).
Entramos en una especie de estrecho desfiladero de unos cuatro metros de longitud, al llegar al final del mismo vemos que el desfiladero se convierte en una chimenea que desciende verticalmente hasta el fondo del acantilado, donde se inicia la inclinada ladera que lleva a las llanuras de “Fartaritx”.
Podríamos dividir el paso en cuatro partes, inicialmente descendemos el primer gran escalón de unos cuatro metros de altura por el interior de la chimenea que forma el paso, ayudados de pies y manos y situados en la primera repisa, iniciamos el descenso del segundo escalón algo mas alto que el primero y de la misma manera buscando presas de mano a las que asegurarnos y luego un tercero, mas sencillo que los otros dos, en este último debemos tomar a la izquierda para encarar una rampa de roca que desciende por la izquierda pegada al acantilado. En total el paso debe tener un desnivel de treinta metros, no resulta demasiado difícil, únicamente la verticalidad impone algo de respeto.
Situados en la parte baja del paso, a nuestra izquierda veremos una gran hiedra, en los alrededores de la misma es donde florecen las peonias, que en el caso de estar en la época de floración no tardaremos en verlas por su colorido.
Ahora hay que dirigirse a un punto arbolado que se divisa en el valle, son los árboles que formaban parte de los jardines de “Fartaritx d´en Vila”.
Se bajará por donde mejor se pueda, no hay sendero definido, pero un buen sitio es arrimado a una pared (foto-13) que desde el mismo acantilado desciende hasta el llano; según se sale del paso nos cae a mano derecha, otro buen consejo es buscar las sendas que hacen los animales de pasto que pueblan la zona, cabras y toros, suelen utilizar el mismo recorrido buscando el sitio mas cómodo de paso. La mayor dificultad que tiene este descenso es la cantidad de arbustos espinosos y de gran envergadura que se deberán sortear.
Al llegar al final de la falda de “la Cuculla”, nos topamos con el torrente que suele llevar agua todo el invierno y que pasa por el interior de los viejos jardines. Siguiendo su curso llegaremos hasta las paredes que rodeaban las casas; una vez dentro del recinto veremos los viejos chopos, cipreses, moreras e inmensos pinos, todos ellos de unas dimensiones fuera de lo común. Quedan vestigios de lo que fueron las escalinatas que del jardín llevaban a las casas, hoy inexistentes; si subimos por las mismas llegamos al viejo huerto donde existe en primer termino una gran era de trillar, a la derecha de la misma está el camino de carro que se dirige a “Fartaritx des Racó”.
Abandonamos la zona caminando hacía el oeste por el ancho camino tupido de verde, llegamos a un núcleo de viejos pinos, donde un gran ejemplar caído atraviesa el camino iniciándose luego una ligera bajada; ahora hay que prestar mucha atención, debemos fijarnos a mano derecha donde da comienzo una estrecha senda que se dirige al interior de una extensa explanada verde, lo que se asemeja a un campo de labranza en abandono, podremos saber si se ha acertado porque en el lateral izquierdo hay una pared de piedras que finaliza cerca de lo que desde aquí parece un balcón sobre el acantilado; no hay que dirigirse a ella, tan solo debemos tenerla de referencia y mantenerla a la misma distancia mientras se cruza este trozo de terreno, al llegar al otro extremo veremos dos hitos “fitas”, si nos dirigimos a ellos veremos otro algo mas abajo a nuestra izquierda y que se dirige a una especie de pasillo entre rocas, muy cerca del acantilado.
Se trata del inicio del viejo camino de herradura que se dirige a “el Pujol”, finca situada en el valle “d´en Marc”. El camino toma el nombre de la finca “el camí del Pujol”.
El camino se desliza sobre un bancal de piedra hacía una vieja barrera metálica, cruzada esta la senda continúa por la ladera de la montaña sobre el torrente.
Desde la parte alta vemos donde finaliza el camino, en las casas de la finca de “el Pujol”, unas viejas pero bien cuidadas casas rectangulares con su característico patio interior.
Después de varias curvas de descenso para recortar el acantilado, divisaremos un monolito de roca denominado “el Ninot”, que también da nombre al camino. Se trata de un conglomerado de roca que se eleva cerca del camino.
Pasaremos por su lateral, y después de descender algunos metros lo encararemos en varias ocasiones debido al zigzagueante recorrido.
Dejamos de ver el camino y nos topamos con una “rosaguera” (foto-14) debido a la erosión ocasionada en los acantilados que tenemos por encima, si nos fijamos vuelven a aparecer las marcas de pintura roja que nos indican el camino y que nos lleva a cruzar el pedregal en diagonal hacía la izquierda y luego a la derecha, después el sendero vuelve a aparecer para introducirse definitivamente en un tupido bosque.
Cruzamos el encinar y salimos a unos bancales de olivos en un estado de total abandono, llenos de maleza y árboles caídos, el camino se pierde con facilidad, y deberemos buscar algún indicador, “fites”, a veces situadas sobre los troncos de los olivos, o alguna marca de pintura roja; al final de lo que se trata es de ir bajando los bancales pero siempre tendiendo a ir hacía la izquierda, el camino aparece y desaparece con facilidad, hasta llegar a un pinar donde volvemos a encontrarlo con claridad y ya sin perdida posible hasta el final de su trayecto.
El sendero nos lleva directamente a una alambrada dando la impresión que allí se acaba, pero las señales que encontramos nos indican que debemos girar a la izquierda, para ir en paralelo a la rejilla; en una gran roca situada a la izquierda vemos pintada una gran flecha de color rojo indicando hacia arriba por donde se ha llegado y otra hacia la izquierda por donde se debe bajar; en frente de la roca, colgado de un árbol un tablero de madera pintado de color rojo y blanco indican lo mismo, en frente un gran hito.
Siguiendo las indicaciones llegamos a un ancho pero corto camino que desemboca en la pista que conduce a las casas de “el Pujol” y que se pueden divisar a unos doscientos metros a la derecha de la pista.
En el cruce del camino con la pista, arrimado a la pared vemos un indicador metálico con la inscripción siguiente: Campanet, Puig Tomir, indicando el camino que se ha recorrido.
Situados ya en la pista tomamos la dirección de la izquierda en bajada, que cruzando los campos de algarrobos y olivos nos sitúa en el viejo camino de Pollensa a Lluc.
Saltada la barrera y situados en la calzada asfaltada del viejo camino, tomaremos a la derecha y en poco tiempo llegaremos al puente que cruza el “Torrent de Sant jordi”, ahora la calzada sigue el curso del torrente hasta la carretera de Pollensa a Lluc, pero no hace falta seguir por el asfalto, cuando el camino confluye con la carretera, a mano derecha vemos un camino de tierra que va entre el asfalto y el torrente, si lo seguimos, se irá separando de la carretera siguiendo el curso del torrente.
Siguiendo el camino daremos de frente con otro torrente, mas estrecho y menos caudaloso y que se deberá cruzar, se trata de “es Torrent des Molins d´en Llinas” (foto-15), se cruza sin dificultad si no lleva mucha agua, una vez cruzado seguiremos el cauce durante un buen tramo bien arrimados a él llegando a un lugar donde existe un paso de grandes rocas que nos permiten cruzar al otro lado (foto-16), si lo cruzamos podremos ladear la otra vertiente arrimados a una rejilla que protege los campos de “s´Hort d´en Llinas”, recorridos doscientos metros damos con el “Camí de ca´n Rami” donde iniciamos la excursión y donde hemos dejado aparcado el vehículo.
trayecto marcado en amarillo

c´an Huguet


(foto-1) c´an Huguet

(foto-2) viejas casas de c´an Huguet, al fondo se divisa el portell que da paso al camino por el interior del encinar


(foto-3)





(foto-4)


espectacular ejemplar de mata







puig Tomir

Fartaritx Gran

(foto-5)

Cuculla de Fartaritx

(foto-7) es pas del Frare

(foto-6) font de Fartaritx



(foto-8)


(foto-9) es pas del Frare, se distingue el hito al final del paso




justo en el collado está el paso de descenso

Fartaritx Gran desde la cima

Fartaritx d´en Vila desde la cúspide

(foto-11) es pas de l´All


(foto-12)






el paso visto desde la parte inferior


Peonias



(foto-13)




Fartaritx d´en Vila





abandonamos el camino para cruzar esta zona desarbolada

por la derecha de esta vaguada va el camino de descenso


el Pujol




el Ninot


(foto-14)















(foto-15) Torrent des Molins d´en Llinas


(foto-16)

Foto-16

cruzado el torrente nos encontramos en el sitio de partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario