GRADO DE DIFICULTAD

GRADO DE DIFICULTAD

Distancia:
* muy corta (de 1 a 4 km)
** corta (de 4 a 8 km)
*** mediana (de 8 a 12 km)
**** larga (de 12 a 18 km)
***** muy larga (mas de 18 km)

Recorrido:
* muy suave (llano o con pendientes poco acusadas)
** suave (pendientes con poco desnivel)
*** exigente (superacion de grandes desniveles con pendientes cortas o suaves)
**** duro (superacion de grandes desniveles entre 45º y 60º de inclinación)
***** muy duro (superación de desniveles con fuerte grado de inclinación, superior al 60º)

Trayecto:
* cómodo (caminos o senderos bien definidos y marcados)
** fácil (senderos bien marcados y de fácil orientación)
*** complicado (senderos discontinuos con marcaciones esporádicas y/o terreno sin sendas)
**** dificil (se precisan dotes de orientación e intuición para seguir la ruta, poca señalización y/o terreno abrupto)
***** muy difícil (no existe sendero, nula señalización, terreno escarpado, se precisa de buenas dotes de orientación y exploración del lugar y/o terreno muy abrupto)

Itinerario:
* muy corto (de 1 a 2 horas efectivas)
** corto (de 2 a 3 horas efectivas)
*** llevadero (de 3 a 5 horas efectivas)
**** largo (de 5 a 8 horas efectivas)
***** muy largo (superior a 8 horas efectivas)

Estos niveles son orientativos y están sujetos al grado de preparación, forma física y experiencia de cada uno.

AVISO

RESPONSABILIDAD

En este blog se recogen itinerarios por distintos lugares de la isla, en su mayoría de las sierras que componen nuestra geografía, se describen itinerarios y lugares que nos llaman la atención, merecedores de ser conocidos, pero no pretende ser una guía, tan solo darlos a conocer, pero sobre todo tener un histórico para nosotros, un grupo de amigos que nos apasiona esta afición y la vivimos con intensidad.

Quien utilice este blog como guía se hace responsable de sus actos, no es suficiente con memorizar las indicaciones que se recogen, la montaña precisa de conocimientos y experiencia, y sobre todo conocer sus propias posibilidades, tanto técnicas como físicas para realizar este deporte y/o afición.

Además exige un alto grado de respetuosidad con el medio ambiente y con las propiedades, tanto públicas como privadas, estas últimas en su gran mayoría, debiendo ser respetuoso con los propietarios, solicitarles permisos para el paso por sus fincas y atender a sus consideraciones.

Quien haga uso de este blog como guía lo hará bajo su responsabilidad, no haciéndonos responsables de los problemas que puedan surgir a quienes lo utilicen con tal fin.

jueves, 5 de agosto de 2010

S´ESCAR D´EN JERONI

S´ESCAR D´EN JERONI
Fecha: 09/05/2009
Lugar de inicio: Cala Deia
Altitud inicio: 10m s.n.m.
Itinerario: Cala Deià, font de llucalcari, escar d´en Mider, Penyal Colomer, escar d´en Jeroni, regreso por el mismo itinerario.
Km aproximados: 9 km
Lugar de finalización: Cala Deià
Altitud finalización: 10m s.n.m.
Altitud máxima:75m s.n.m Penyal Colomer
Altitud mínima:0m s.n.m. escar d´en Jeroni
Tiempo real de ruta: 2h 45´
Componentes: Arnau en solitario
Dificultades del trayecto: ninguna
            Distancia: **
            Recorrido:*
            Trayecto:* desde es Penyal Cplomer hasta es Penyal Xepat: ***
            Itinerario: **

DESCRIPCION
En el itinerario de esta excursión se anda por los municipios de Deiá y Soller. Se inicia en  Cala de Deiá y recorriendo la costa en dirección nordeste se llega hasta la urbanización de “es Bens d´Avall”, en el municipio de Soller, donde está situado “s´Escar d´en Jeroni”.
Se recorrerá toda la costa a una altura de entre veinte y setenta y cinco metros de altura, sobre los pequeños acantilados que dan al mar, entre bancales, desprendimientos, zonas de pinar y  de olivos milenarios.
Se trata de un corto paseo de ocho Kilómetros entre ida y vuelta, por un camino que antaño era cómodo y sin ningún riesgo hasta “s´Escar d´en Mider”, luego un sendero bien marcado conducía hasta el refugio de “Muleta”; hoy debido al abandono y falta de mantenimiento, mucho de los bancales han caído, la lluvia ha producido corrimientos de tierra y el viento la caída de gran cantidad de pinos, todo ello ha hecho que lo que antiguamente fue un paseo, hoy se tenga que tomar con más respeto. En algunos tramos el sendero se hace peligroso, transitando cerca de los acantilados por senderos muy estrechos y resbaladizos, sobre todo en el tramo de “es Penyal Colomer” donde se gana altura y es la zona mas castigada por la caída de pinos y deslizamiento de tierra, obligando a cambiar el trazado original buscando alternativas de paso, alguno muy aéreo y resbaladizo. Por lo demás es un trayecto sin apenas desniveles y de excelentes vistas.
Dejaremos el coche aparcado en la zona habilitada de la cala, bajamos en dirección a la misma y junto a un puente que cruza el torrente y donde el camino se convierte en peatonal, vemos a mano derecha un sendero de tierra que abandona la bajada a la cala y se introduce en el bosque, tomaremos este sendero estrecho de tierra que en pocos minutos nos sitúa a unos treinta metros sobre la cala, pudiendo contemplar la misma en toda su magnitud. El camino se dirige a los “escars” que hay en la parte derecha de la misma. Una vez nos situemos en la punta derecha de la cala, el camino da un giro a la derecha y encara toda la costa que se dirige hasta “es Cap Gros” y que es el recorrido de la excursión.
Estamos situados delante de “es Còdols Blancs” (foto-1), se trata de unos farallones de color blanco intenso que contrastan con el azul marino del mar.
Para seguir la ruta deberemos subir un bancal y por un sendero que transcurre por el interior de un joven pinar, llegaremos a una pequeña calita que volteamos sobre el acantilado y bien arrimados al vacío, para introducirnos luego en un viejo pinar situado entre bancales y donde el camino gana anchura, dirigiéndose a una pared con un viejo pozo.
Lo ancho del camino dura poco debido al derrumbe de bancales y caída de pinos haciendo que la senda se estreche y se arrime al vacío, por lo que hay que extremar la precaución.
En pocos minutos llegamos a “sa Caleta”, sabremos que estamos a su altura por unas escaleras de roca y piedra que descienden hasta el mar. Esta situada cerca de “Llucalcari”, desde este recinto de casas se han hecho varias bajantes hasta el mar utilizando los materiales de la zona por lo tanto no desentonan con el medio que los rodea.
El camino llega a un llano en el bosque donde existe una mesa hecha con una gran roca plan y un banco de piedras para sentarse.
Ahora se deberá ascender para ganar un poco de altura y sortear un derrumbe que ha ocultado el viejo camino, lo sortearemos por un bancal superior que todavía se mantiene en pie; volvemos a situarnos sobre el camino original y llegamos al primer “botador” de madera para sortear una rejilla; caminados doscientos metros encontramos otro con el mismo fin. Sorteado este nos encontramos en una zona donde podemos divisar el cerramiento de lo que fue un antiguo huerto (foto-2), hoy abandonado a su suerte, es una zona donde hay una profunda vegetación, la razón es la fuente que esta situada en la parte baja del huerto y cerca del mar, “sa Font de Llucalcari”.
Una boca de la fuente está cerca de la orilla, en frente de “es Còdols”, que son unas grandes rocas que surgen del mar. Pasado el viejo huerto encontramos una canal (foto-3) construida con piedras y rodeada de juncos, que atraviesa el huerto y se precipita al mar, cerca de la fuente.
El camino se dirige a las viejas pero bien cuidadas casas de “es Canyaret”, se pasan justo por debajo, a los pies de una gran pared de piedras que soporta el patio exterior de las casas.
El camino se dirige ahora a “s´Escar d´en Mider”, llegamos a sus inmediaciones después de salir del pinar y acercarnos a la orilla; desde la parte alta se puede contemplar la caseta del embarcadero empotrada en una gran roca desde donde sale la rampa de troncos de pino que se precipita al mar.
Aquí finaliza lo que denominan la Ruta de los Pintores; el trayecto que resta hasta la urbanización de “es Bens de Vall” esta marcada por un estrecho sendero bien señalizado por marcas de pintura roja y “fites” hitos. Debemos tener en cuenta que este tramo es mas complicado, debido a la cantidad de árboles caídos, en su mayoría pinos, y a los deslizamientos de tierra que han obligado a buscar pasos alternativos, haciendo que alguno de ellos tenga su riesgo, no por la dificultad de los mismos, si no por lo aéreos que resultan y lo resbaladizos que son.
Desde “s´Escar d´en Mider” ascendemos monte arriba por unas escaleras de piedra hasta llegar a otro “botador” de madera, luego el sendero se acerca a una alta pared del bancal y va durante un rato pegado a la misma para separarse y volver al litoral sobre sus acantilados.
Entramos luego en una zona de almendros y algarrobos entre bancales invadidos por el monte bajo y algunos pinos jóvenes, pasado este trozo las marcas nos conducen a atravesar un torrente (foto-4), para acto seguido comenzar a ascender a “el Penyal Colomer” donde el estrecho camino se introduce entre los matorrales, llegando a un pequeño llano rodeado de inclinadas laderas que se precipitan al mar. Situados en este rellano vemos una rejilla (foto-5) que recorre toda la inclinada ladera hasta las rocas situadas en la orilla, el camino sigue pegado a ella.
Cuando hemos descendido la mitad de la ladera aproximadamente, debemos cruzar la rejilla, esta indicado por una marca de pintura roja, y continuar por una zona donde hay mas árboles caídos que en pie, teniendo que saltar sobre su tronco o pasar entre su ramaje.
La marcha vuelve a ser ascendente para situarnos en un una llanura donde todavía se ven los árboles de cultivo sobre los bancales, almendros, algarrobos y olivos nos acompañan ahora.
Saliendo de este campo de árboles de cultivo, nos volvemos a introducir en el pinar muy cerca de la orilla pero a una considerable altura, unos cincuenta metros, pudiendo ver en frente una gran roca lisa que se precipita al mar de setenta metros de altura, se trata de “es penyal xepat” (foto-6), el camino pasa justo por encima, pero para llegar hasta allí debemos superar un tramo complicado.
El antiguo camino ascendía entre bancales hasta situarse sobre la gran peña, pero los pinos al caer se llevaron las paredes de los bancales precipitando árbol y piedras al mar, esto implica que no podemos ascender escalonadamente, si no que hay que trepar por zonas de tierra muy inclinada y piedras que al tocarlas se desprenden, no sirven como apoyo para asegurar un paso, las marcas nos llevan junto al acantilado para superar una gran roca en dos pasos y obstaculizado por un viejo pino muerto (foto-7). Después de superado el obstáculo, el camino gira a la derecha para alejarse del vacío e introducirse en el bosque de matorrales, luego vuelve a girar a la izquierda para dirigirse a la parte superior del “Penyal” donde podremos apreciar que esta gran roca de mas de setenta metros de altura, está completamente separada del resto de la montaña, y se aprecia la entrada de la profunda sima o grieta que hay entre la roca y donde se sitúa el camino. En frente de la sima vemos un “botador” de madera para salvar una pared. Al otro lado de la misma podemos ver un campo de olivos muy bien cuidados y una pequeña casita de aperos (foto-8), el camino se dirige a la misma para bordearla, dirigiéndose luego a las ruinas de un viejo caserón; pasadas la ruinas el camino desciende rápidamente al torrente que se divisa al fondo, “es Torrent de sa Casa Nova”.
Cruzado el torrente entramos en una zona muy bien cuidada de bancales con olivos, con un camino empedrado y escalonado que desciende estas paredes para situarse en una zona de pinar muy cuidado, el camino que debemos seguir no es el empedrado, sino uno que sin perder altura se dirige a una barrera con candado, junto a la misma, veremos el último “botador” que hay que superar y un letrero con dos flechas con las indicaciones Soller – Deia.
Una vez situados al otro lado de la barrera, iremos por un camino de carro en perfecto estado de conservación y que se dirige a unas rocas donde se aprecia una pequeña escalera de piedra. Hay que superarla e introducirnos en un pinar totalmente destrozado por algún vendaval.
El camino cruza esta zona devastada, en bajada hacía la urbanización, cuyas casas ya se divisan al fondo entre la arboleda.
El camino concluye en la calle de acceso al último chalet de la zona urbanizada, junto al mar y frente a “s´Escar d´en Jeroni”.
Bajando al camino nos encontramos con una canal que trae un abundante caudal de agua y que se precipita al mar junto al “Escar”, en frente también se puede ver la desembocadura del torrente de “es Bens d´Avall”. Podemos descender hasta el “Escar”, caminando un tramo de la calle que conduce a la casa mas cercana a la orilla, para después tomar un camino que se dirige directamente a las rocas donde esta el embarcadero, situado junto a un gran peñasco unido a tierra firme por un pequeño trozo de roca y piedra formando una pequeña cala a cada lado y donde están situados los dos “escars”.
Aquí finaliza la ida de la excursión, tan solo falta regresar por el mismo camino, se han tardado dos horas en realizar la ida, con las consiguientes paradas.


tomaremos el sendero escalonado



Cala Deià

Foto-1 es Codols Blancs





es Codols Blancs



descenso a sa Caleta





Foto-2


Foto-3


casas de es Canyaret


s´escar d´en Mider





Foto-4



Foto-5



Foto-6

Foto-7

es Penyal Xepat


Foto-8







salida a la urbanización des Bens d´Avall


s´escar d´en Jeroni



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada